Actualizado hace: 5 horas 48 minutos
Tragedia
Llegaron las víctimas del tren

En la avenida Guayaquil, en Portoviejo, en la casa donde vivió Franklin Chóez Troncoso, había expectativa y pesar.

Sábado 17 Julio 2010 | 00:00

Hasta anoche, al cierre de esta edición, los familiares no habían retirado el cuerpo de este portovejense de 21 años, una de las víctimas del tren que el 23 de junio mató a siete ecuatorianos en Castelldefels, España.
Su prima María Lourdes Vélez esperaba con ansiedad noticias de sus seres queridos. Sus padres y la novia de Franklin habían viajado a  Guayaquil a recibir los restos del joven.
Allá también estaban la madre y el hermano de la víctima, que habían llegado horas antes de España.

Lo sepultan hoy
Todo estaba listo para la llegada del cuerpo, que será velado durante la mañana y parte de la tarde y hoy mismo recibirá sepultura en el cementerio general. Antes, a las 15h00, se oficiará una misa en su memoria en la iglesia San Pedro, del mismo sector.
Los cuerpos de las víctimas llegaron ayer en un vuelo de la línea Iberia. En la base aérea Simón Bolívar aguardaban los parientes de seis de ellos para recibir los féretros.

En Quito
En Quito habían dejado el cuerpo de Diego Chamorro, de 24 años.
Los familiares de Chamorro prefirieron mantener silencio ante la prensa, a la que solicitaron la reserva del caso, según explicó a los periodistas Mario Cadena, de la Secretaría Nacional del Migrante (Senami).
Los otros fallecidos son Janela Lizeth Luna, de 17 años; Rosa María Vilar (17), Claudio Javier Mejía (24), Jihnson Eduardo Silva (19) y Danny Ariosto Cedeño, de 25 años.
Otras fueron dos colombianos, dos de Bolivia y una joven de Rumanía.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala