Actualizado hace: 5 horas 30 minutos
Internacionales
En un mes más de 1.200 rusos han muerto ahogados mientras se refrescaban

Los termómetros marcan récords en Rusia, con temperaturas que no bajan de los 30 grados, y la población corre a refrescarse a lagos, ríos y estanques.

Jueves 15 Julio 2010 | 15:42

El problema es que muchos de ellos utilizan zonas no aptas para el baño y otros, además, acuden en evidente estado de embriaguez. Resultado: más de 1.200 rusos han muerto ahogados durante el último mes mientras intentaban combatir el calor.
En la semana del 28 de junio al 4 de julio, murieron ahogadas 285 personas, 63 en un solo día, y eso que los servicios de emergencia salvaron a 109.
Según datos de la Inspección Estatal de Delitos Menores, en 2009 murieron en el agua un total de 6.476 personas, de las cuales 2.733 se ahogaron durante el baño.
Además, otras 1.903 personas, el 29,3%, murieron tras un consumo excesivo de alcohol, 104 en accidentes de embarcaciones menores y el resto por otros motivos, como no cumplir las normas de seguridad.
La peor ola de calor en décadas
Este año, las cifras serán aún peores debido a la sofocante ola de calor que atraviesa un país al que habitualmente se asocia con los inviernos más crudos del planeta. Desde hace un mes las temperaturas alcanzan máximas de 44 grados centígrados en algunas de sus regiones meridionales.
El pronóstico para los próximos días no traerá alivio, en particular a la parte más cercana a Europa, incluida la capital rusa, donde las temperaturas se aproximarán a la máxima absoluta de 36,5 grados, registrada en 1936.
Según el Rosguidromet, el servicio meteorológico ruso, para el próximo viernes se prevén temperaturas de hasta 36 grados en Moscú, donde el pasado 26 de junio se alcanzaron los 33,6 grados centígrados, la máxima en lo que va de año.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala