Actualizado hace: 5 horas 27 minutos
Internacionales
Marchas a favor y en contra de ley de matrimonio gay en Argentina

La influyente iglesia católica, el culto mayoritario de Argentina, movilizaba este martes a sus fieles en rechazo a un proyecto que votará el miércoles el Senado para autorizar los matrimonios gays, mientras el gobierno responde con una jornada de “Ruido por la Igualdad”.

Martes 13 Julio 2010 | 15:05

Un día antes del debate en el Senado, la Iglesia realizaba una concentración frente al Congreso como culminación de una vasta campaña contra la iniciativa que impulsa la consagración por ley de los matrimonios entre personas del mismo sexo, a la que definió como “un proyecto del demonio”.
El gobierno, a través del instituto contra la discriminación (Inadi), organizó a su vez una jornada llamada “Ruido por la Igualdad”, por la que instó a la población a hacer sonar elementos de percusión en puntos estratégicos de Buenos Aires en apoyo al proyecto que, de aprobarse, convertirá a Argentina en el primer país de América Latina en autorizar por ley los matrimonios gay.
La iniciativa ya fue aprobada por la Cámara de Diputados pero en el Senado se anticipa una muy reñida votación debido a que no existe una posición uniforme en el seno de cada bloque legislativo.
El Senado también debatirá ese día un proyecto de ley de unión civil, que no reconoce derechos como el de adopción, considerado un punto intermedio de algunos legisladores para evitar que se apruebe el matrimonio gay.
La iniciativa para consagrar por ley los matrimonios gays, cuyo alcance será general, contempla reformar el Código Civil cambiando la fórmula de “marido y mujer” por el término “contrayentes” y prevé igualar los derechos que tienen las parejas heterosexuales, como la adopción, herencia y beneficios sociales.
El proyecto de unión civil en tanto “impide el acceso de personas del mismo sexo al derecho civil del matrimonio, lo cual resulta palmariamente discriminatorio”, según el director del Inadi, Claudio Morgado.
El funcionario añadió que ese texto “diseña una institución por separado, con un prominente recorte de los derechos” para los gays.
La fuerte ofensiva del catolicismo contra el matrimonio igualitario abarca la movilización de estudiantes de escuelas privadas bajo su órbita para la marcha frente al Congreso, y además sanciones a clérigos que no comparten la postura de la jerarquía.
El Arzobispado de la provincia Córdoba (centro) sancionó a un sacerdote de su diócesis con la prohibición de oficiar misas y bodas por su postura a favor del matrimonio gay, que comparten otros clérigos, aunque el cura desafió la decisión de sus superiores.
“Tengo compromisos asumidos con mi comunidad. Creo más en el Evangelio que en estos códigos canónicos, por lo tanto este fin de semana voy a celebrar misa, salvo que me metan preso”, advirtió Nicolás Alessio, cura de un barrio de la ciudad de Córdoba, capital de la provincia homónima.
En tanto, desde diciembre pasado, nueve parejas del mismo sexo obtuvieron permisos judiciales para contraer enlace por registro civil, algunos de los cuales fueron anulados por otros jueces, aunque todos están en proceso de apelación, incluso ante la Corte Suprema.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala