Actualizado hace: 1 hora 25 minutos
El dúo dinámico
El dúo dinámico
Por: Luis Herrería
luisherreria@gye.satnet.net

Sábado 10 Julio 2010 | 00:00

Al iniciarse esta semana, Hugo Chávez recibió en Caracas la visita de su pupilo más obediente, Rafael Correa, pero que últimamente parece haberse descarriado. El programa elaborado por los respectivos cancilleres, por supuesto, fue tan sólo de relleno.

Lo sustancial de la “histórica” cita estriba en los temas específicos que diagramaron tan audaces personajes. Luego del reclamo y de las explicaciones del caso, harían intercambio sobre las inquietudes que origina el desempeño de la ALBA, que se ha revelado como una fisga de las autocracias impuestas desde Cuba y Venezuela; en forma específica por los excesos racistas en contra de las comunidades indígenas ecuatorianas, demostrados en la Cumbre de Otavalo, Ecuador.
Seguramente habrán divagado sobre el etéreo proyecto al que denominan “socialismo del siglo XXI” y los resultados nugatorios que han obtenido sus respectivos países en lo relacionado con una producción y una productividad riesgosamente bajas, que ha incidido en una abrumadora carestía del costo de vida y el consiguiente reproche de los ciudadanos, cuyo desencanto ante los farsantes aumenta día a día, porque está al descubierto que la embrujadora “soberanía alimentaria” no ha sido factible con el brebaje de letras estampado en cuerpos legales, sino que se debieron aplicar políticas financieras y agropecuarias muy diferentes con las que están experimentando los hechiceros del siglo XXI.
Dado el perfil de estos dos impenitentes ególatras, se dedicarán a cavilar sobre un asunto eminentemente politiquero y otro ambiciosamente mercantil.
El primer asunto hace relación a Colombia y su presidente electo Juan Manuel Santos, a quien le temen y lo consideran más frontal que el mismo Álvaro Uribe. Entre las maquinaciones, se les ocurriría no asistir a la asunción de mando el próximo 7 de agosto, en Bogotá, ya que el tiempo que dure la ceremonia serían momentos de verdadera agonía para quienes han tenido el odio como símbolo de inspiración para sus tormentosas y erradas gestiones; sentimiento que ha servido para afianzar sus relaciones. Motivos para sus ausencias sobrarían, porque las justificarían hasta con el resurgimiento de espías como James Bond, lo que no sólo serviría como excusas, sino que podrían llegarse a utilizar como medidas estrafalarias; es decir, hasta lo inverosímil con tal de que Colombia no se convierta en un polo de desarrollo en esta parte del continente americano. El otro asunto sería que, aunque alicaídos políticamente, sacarán fuerzas de codicia para analizar el plan “B” de Correa sobre el campo petrolífero Ishpingo, Tambococha, Tiputini (ITT), esto es proceder a la explotación de recursos hidrocarburíferas hasta en la zona intangible del parque Yasuní de la Amazonía ecuatoriana, ya que de otra forma no tendría razón la Refinería del Pacífico. Mas, a lo mejor simplemente esta pareja tan sólo especulará sobre donde se establecerán cuando terminen sus días de mandones.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: