Actualizado hace: 5 horas 40 minutos
El título profesional
El título profesional
Por: José Cevallos Murillo

Viernes 09 Julio 2010 | 00:00

La universidad ha evolucionado especialmente en tecnología, así como también ha tenido que pagar caro los estragos de la politiquería, los intereses económicos de quienes negocian con la educación.

Y, lo peor, la falta de responsabilidad de sus administradores que prefieren ser permisivos para obtener réditos antes que conducirla por el sendero del estudio, la investigación, la actualización científica y la superación profesional, que son sus objetivos.
De haber evolución positiva, superación científica y real calidad del producto, los graduados prestigiarían a la institución reconociéndoles el criterio de buenos profesionales, ya que su aporte es imprescindible en el desarrollo del país. La institución constituye una inversión del Estado para formar especialistas debidamente preparados y acreditados para trabajar y producir al servicio de la comunidad.
Tal parece que el objetivo y la opinión sobre los resultados lo desconocen o no les interesa a profesores y estudiantes; los primeros hacen gala de ser catedráticos sin las bases para tan honroso título; los otros sólo aspiran a obtener un título para buscar trabajo.
La seriedad y responsabilidad que otorga el conocimiento y buena administración está en mal predicamento; ciertos profesores y muchos alumnos comentan que sólo vale el 50% de los profesores; además la entrega de obsequios, delincuencia interna y fuertes comentarios sobre sexo. La deteriorada enseñanza trata de ser reemplazada mediante seminarios, maestrías y doctorados, sin resultados; las altas dignidades y funciones las ocupan  afuereños. Es común publicaciones sobre mala práctica médica, construcciones mal ejecutadas, contratos abandonados, continuas demandas y fiscalizaciones en el sector público y exagerados anticipos de obras que perjudican.
En los años 50  se mencionaba a un abogado, con sumo respeto y consideración por lo ponderado de tan digna profesión; Ud. señor lector sabrá reconocer las actuales referencias sobre todas las profesiones.
El gobierno publicó un análisis sobre nuestras universidades, calificándolas de muy buenas hasta pésimas y ordenó la destitución de una tercera parte, sin dar solución al problema. Hay que invertir en la superación de los administradores y profesores para obtener buenos egresados y hacerles conocer referencias y resultados de las prestigiadas universidades de todo el mundo.  Así mismo, es imperativo solucionar la entrega del título profesional mediante el análisis, con seriedad, de qué universidades y qué títulos pueden otorgar, evitando titulados de segunda y hasta quinta clase. Preferible un organismo rector que se encargue de otorgar el título profesional a todos los egresados de la universidades nacionales.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: