Actualizado hace: 2 horas 51 minutos
Debilidades del sistema educativo
Debilidades del sistema educativo
Por: Guido Álava

Viernes 09 Julio 2010 | 00:00

Un sistema educativo que no considere en el currículo el valor de la familia, el matrimonio, el amor a Dios, al prójimo, la honestidad, la paz, la humildad y otros valores para la trascendencia, está evadiendo la enseñanza, seria y profunda para formar individuos trascendentes; en estas condiciones jamás será una educación de buena calidad, y cuando a esta se suma una falta de enseñanza de los mismos valores dentro del hogar la catástrofe es inevitable.

Hay evidencias que el sistema educativo en nuestro país se elabora con perspectivas excluyentes de los referentes bíblicos, al menos así viene ocurriendo desde hace algunas décadas.
No es de extrañarse puesto que las autoridades que dirigen las políticas educativas del país y quienes elaboran los currículos para las escuelas y colegios,  poseen sin lugar a equivocarme, un sesgo cultural antibíblico que los lleva a actuar con una perspectiva de naturaleza filosófica, excluyente de lo teológico. Lo también grave, es la debilidad o ausencia de la educación en el núcleo familiar.
Existe un dañino folklor respecto de que hablar de la biblia es hablar de religión y  luego se ha dicho que no hay que mezclar la educación con la religión, fruto de esta retórica se ha creado una cultura antibíblica que ha impedido incluir los referentes bíblicos en los programas oficiales de educación.
Así las cosas, se configura un modelo educativo que abiertamente minimiza la enseñanza de los principios morales y espirituales forjadores del carácter.
No son por lo tanto sorprendentes los resultados de las evaluaciones hechas a algunos estudiantes que entran a la universidad, respecto de los valores, en donde la mayoría reconoce que por lo general son más proclives a la práctica de  antivalores, como el poco interés por la lectura, apego al menor esfuerzo para pasar de año, amor excesivo a la comodidad y otros. 
Por estos resultados es necesario que las instituciones educativas y la familia se complementen para poner un mayor énfasis en la enseñanza permanente de los valores trascendentes.
Es imperativo este acercamiento entre el centro educativo y el hogar. Hay que impulsar que en la estructura familiar los padres pongan un categórico interés por enseñar los principios bíblicos, como corresponsables de la educación de las nuevas generaciones. Igual importancia y rigor debe haber en la selección de los maestros en todos los niveles educativos.
Viktor Frankl, un erudito del fenómeno humano en la obra “El hombre en busca de sentido”, expresó:
"En nuestra época la educación no debe limitarse a impartir el saber, sino que ha de favorecer la depuración de la conciencia moral, de suerte que el hombre se sensibilice lo suficiente....En una época en que los 10 mandamientos han perdido para muchos su vigencia, el hombre debe capacitarse para percibir los 10.000 mandamientos incluidos en las 10.000 situaciones que  confrontan su vida”.
Una verdadera revolución en todos los sistemas educativos de nuestra nación es a mil voces necesaria para formar generaciones para la trascendencia.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: