Actualizado hace: 3 horas 31 minutos
Internacionales
Disidencia cubana celebra liberación de presos, pero pide más “gestos” del castrismo

Disidentes cubanos celebraron hoy el anuncio de que el gobierno de Raúl Castro excarcelará a 52 opositores presos y consideraron que podría ser un “primer paso” hacia un “punto de inflexión” en la isla.

Jueves 08 Julio 2010 | 16:07

No obstante, los disidentes reclamaron más liberaciones de presos políticos y otros “gestos” de apertura. “Es una noticia excelente, estamos muy contentos”, aseguró en conversación con la agencia dpa Oscar Espinosa Chepe, uno de los 75 disidentes detenidos en la “primavera negra” de 2003 y excarcelado por motivos de salud, sobre la próxima liberación de sus compañeros aún en prisión.

El economista cubano calificó el gesto de “triunfo” de la Iglesia Católica cubana, que desde mayo lleva mediando con el gobierno de Castro para buscar una salida a la situación de los disidentes presos tras la muerte a finales de febrero por huelga de hambre del opositor Orlando Zapata Tamayo y de la protesta similar que aún continúa Guillermo Fariñas.

En el mismo sentido se expresó el coordinador del Movimiento Cristiano Liberación y líder del Proyecto Varela, Oswaldo Payá, quien en un comunicado dijo dar “gracias de manera muy especial a la Iglesia católica en Cuba por esta gestión por la liberación”.

Sin embargo, Payá reclamó a la par la liberación de “todos los defensores de los derechos humanos que quedan en prisión” y que las excarcelaciones que se sucedan en los próximos días y meses no sean “condicionadas”.

“Saludaremos que el gobierno de Cuba ponga en libertad a estos prisioneros, pero sin condiciones y de manera que puedan decidir libremente sobre sus vidas”, advirtió Payá.

“Este debe ser el primer paso para liberar prontamente a todos los prisioneros políticos y para comenzar los cambios que todo el pueblo quiere. Y cambios significa derechos, libertad, reconciliación. Eso lo podemos lograr entre todos los cubanos”, concluyó.

“Muchas detenciones arbitrarias de corta duración”

También el portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez Santa Cruz, advirtió en contra de ver demasiado detrás del anuncio de este miércoles.

“Se ha recibido de buen grado esta información, es una buena noticia y nos alegramos mucho por los prisioneros y sus familias, pero al menos la Comisión considera que la situación de derechos fundamentales continuará siendo muy desfavorable”, alertó a dpa.

“El tema de los derechos civiles y políticos no se agota con la excarcelación de un puñado de prisioneros, por muy ilustres que sean, y mucho menos cuando la represión política ha arreciado en Cuba bajo otras modalidades”, subrayó en conversación telefónica desde La Habana.

Según Sánchez Santa Cruz, el gobierno cubano emplea ahora una “represión política de bajo perfil” y “bajo costo político”, consistente en “muchas detenciones arbitrarias de corta duración”.

“Reprimen cualquier voz disidente pero no están expuestos a la crítica internacional que se observa sobre todo si existe un número grande de presos políticos”, subrayó. No parece que se vaya a despenalizar el ejercicio de los derechos civiles y políticos

“Lo que más nos preocupa es que este hecho puntual de la excarcelación, que además están haciendo a cuentagotas, no está indicando para nada que el gobierno vaya a despenalizar el ejercicio de los derechos civiles y políticos”, continuó. Por ello, advirtió, “va a persistir el riesgo de que vaya a haber nuevos presos políticos”.

Pese a ello, para Espinosa Chepe la noticia podría ser un “punto de inflexión” que no solamente permitiera resolver el “problema humanitario y la justicia terrible” que constituye, dijo, la encarcelación de disidentes, sino además “crear también pasos adicionales en la urgente reforma que necesita Cuba”.

Aunque, al igual que Sánchez Santa Cruz reconoció que la liberación del más de medio centenar de disidentes apunta a un “gesto” hacia la comunidad internacional y, en especial, a una Unión Europea próxima a debatir su “posición común” hacia la isla, consideró que el gobierno de Castro podría llegar a dar pasos adicionales “ya no por un problema de gestos al exterior sino por necesidad urgente” en la propia isla.

“El gobierno tiene que saber que hay mucho malestar en la calle, incluso muchos intelectuales del propio gobierno (…) están hablando bastante, criticando, hasta personalidades muy cercanas (al gobierno). El tiempo se le está acabando al gobierno y si no hace reformas se las van a hacer”.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala