Actualizado hace: 8 minutos
Editorial
Aprender a ser ciudadanos

La asamblea popular realizada ayer en el Salón de la Ciudad, por convocatoria del alcalde de Portoviejo, nos ha dejado como lección, una vez más, la necesidad de aprender a ser ciudadanos.

Miércoles 07 Julio 2010 | 00:00

Porque el inicial maremágnum y la sostenida interferencia a las intervenciones de los oradores, generadas por grupos sectarios llevados expresamente para esa lamentable labor, no hicieron más que ratificar la pobre conciencia cívica que aún existe en algunos que mantienen anquilosadas las mañosas prácticas políticas que degradan esa actividad, llamada a  ser de prestigio para el sostenimiento de la democracia.
Si el requerimiento que originó la convocatoria a la asamblea se basó en la imperiosa necesidad de mejorar la situación social que afecta a los portovejenses por la mediocridad en la prestación de sus servicios públicos municipales, así como por la sentida relegación en la atención gubernamental, la cita de ayer debió haber sido una unánime expresión de reclamo altivo y soberano, con el manifiesto asentimiento  de quienes habitan este cantón, que son los directamente afectados por el abandono y/o  beneficiados por los adelantos que se pretende.
Y por lógica, quienes asistieron estaban en la obligación de aportar con ideas y opiniones que facilitaran la consecución del objetivo propuesto. Actuar a la inversa sería simplemente una manifestación de rechazo al mismo.
Y en ese error cayeron algunos, por conveniencia o provocación, afectando el desarrollo de la cita que concluyó sin la altivez que se espera de aquellas convocatorias cívicas llamadas a hacer la historia digna de los pueblos.
Pero la dignidad que no se obtiene con luchas fratricidas, ni con movimientos ni estrategias  divisionistas que dan la impresión de un entreguismo que reniega procedencia, anteponiendo conveniencias logradas en posiciones fugaces.
Por ello, los resultados de ayer nos señalan la imperiosa necesidad de dejar de lado la ruda posición de simple habitante para empezar a defender a la ciudad como ciudadanos. Claro, quienes se sienten como tales.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala