Actualizado hace: 5 minutos
Espectáculo
Jueza no considerará reporte de alcohol de Lindsay Lohan
La actriz estadounidense Lindsay Lohan (izda) observa a su abogada Shawn Chapman Holley durante la vista sobre el estado de su libertad condicional, en los juzgados de Beverly Hills, California, EEUU.

Una jueza decidió que no considerará evidencias de que la actriz violó una orden judicial y consumió alcohol tras asistir a la entrega de los premios MTV al cine el mes pasado.

Martes 06 Julio 2010 | 16:28

Los fiscales esperaban presentar reportes de un brazalete de monitoreo de alcohol para mostrar que la estrella de Mean Girls violó una orden de la corte que le prohibía beber como parte de un caso de drogas del 2007.
La jueza del Tribunal Superior, Marsha Revel, dijo hoy que el aparato mostró que el nivel de alcohol en el organismo de Lindsay Lohan era de 0.03%. Lohan niega haber bebido esa noche.
La jueza agregó, sin embargo, que cumplirá lo que le dijo en una sesión cerrada a los abogados de ambas partes y no permitirá que el reporte negativo se use en la audiencia, que podría terminar con la actriz en la cárcel.
Revel dijo que sólo considerará si la actriz violó los términos de su libertad vigilada al no terminar el exigido curso sobre los peligros del alcohol.
Cheryl Marshall, una cofundadora del programa educativo, declaró que no reportó que Lohan haya violado la orden de la jueza cuando la actriz faltó a nueve reuniones y luego recuperó una cantidad no especificada de ellas.
Recordó haber recibido una llamada telefónica de la jueza en diciembre diciendo que quería que Lohan asistiera a clases semanalmente, pero agregó que nunca recibió una copia escrita de la orden y que no la consideró activa.
El programa de Marshall trató de evitar presentar documentos y declaraciones en la audiencia, pero Revel dictaminó que la información era necesaria.
La abogada de Lohan, Shawn Chapman Holley, dijo que no estaba preparada para atacar la exactitud del brazalete porque la jueza había dicho que eso sólo afectaría la fianza de la actriz, que se duplicó a 200.000 dólares tras el alerta el mes pasado.
Lohan llegó unos 10 minutos temprano a la audiencia en Beverly Hills. Su padre, Michael Lohan, y su hermana menor también estuvieron presentes.
Revel programó la audiencia luego que Lohan faltó a una cita en mayo. Desde entonces la obligó a usar el brazalete de monitoreo.
La audiencia comenzó cuando los abogados discutieron qué evidencia podía presentarse.
Lohan pasó 84 minutos en la cárcel en el 2007 tras declararse culpable de dos cargos menores de consumo de cocaína y no refutar dos cargos de manejo con un nivel de alcohol en la sangre superior a 0,08% y uno de manejo imprudente.
La declaración se produjo tras un par de arrestos ese mismo año. Lohan fue sentenciada a tres años de libertad condicional, pero tuvo que pedir una extensión de un año en octubre por no haber terminado a tiempo sus clases sobre los peligros del alcohol.
Revel revocó la libertad condicional de Lohan en mayo luego que la actriz faltó a una audiencia por estar promoviendo un proyecto cinematográfico en el Festival de Cine de Cannes. Lohan alegó que le robaron su pasaporte. La jueza le ordenó que usara el monitor a su regreso y fijó la audiencia del martes para determinar si Lohan violó los términos de su libertad vigilada y hasta qué punto.
Semanas más tarde el brazalete emitió un alerta después que Lohan asistió a los premios MTV al Cine y sus fiestas posteriores.
Sea cual sea el desenlace, la audiencia no será el último recordatorio del caso de Lohan y sus arrestos. La actriz será pronto interrogada sobre su uso de drogas hace tres años por abogados que representan a una mujer que la demandó.
La abogada de Lohan convenció a un juez de que postergara esa deposición hasta después de la audiencia para que sus respuestas no la perjudicaran en el caso penal.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala