Actualizado hace: 9 horas
¿Quiénes deciden?
¿Quiénes deciden?
Por: Benhur Rodriguez Parraga

Martes 06 Julio 2010 | 00:00

En la asamblea del pueblo convocada por el señor alcalde del cantón Portoviejo, se ha invitado públicamente a dirigentes, funcionarios públicos, juntas parroquiales y ciudadanía en general, a un salón donde caben alrededor de trescientas cincuenta personas.

Pero el problema no radica ahí, si bien la Constitución, en su capítulo quinto, art. 61, expresa los derechos de participación, entre ellos los numerales 2, 4 y 5, con participar en los asuntos de interés público; ser consultados y fiscalizar los actos del poder público, no existe aún el mecanismo o la ley que establezca cómo podría operar una asamblea que se encuentra tipificada en la sección tercera, que prescribe la participación en los diferentes niveles de gobierno, en el numeral 5 del art. 100 de la misma Constitución. Pero es clarísima la carta magna y define esta participación en: 1) elaborar planes y políticas nacionales, locales y sectoriales entre los gobiernos y la ciudadanía; 2) mejorar la calidad de la inversión pública y definir agendas de desarrollo; 3) elaborar presupuestos participativos de los gobiernos; 4) fortalecer la democracia con mecanismos permanentes de transparencia, rendición de cuentas y control social.
Pero la asamblea no ha sido convocada para conformar estas instancias, sino que tiene el carácter de resolutivo, ¿resolutivo de qué? Seguramente de lo que se exponga por parte del señor alcalde o por la moción de algún concejal, ¿y quiénes tienen derecho al voto si no hay una reglamentación? Tal vez los que estén sentados, o a lo mejor todos los presentes, ya que esta asamblea no es un cabildo ampliado que sí está tipificado en la Ley de Régimen Municipal.
Particularmente pienso que la decisión le corresponde a la corporación y esta  no debe  usar al pueblo para decidir; los elegimos a ellos para que administren la ciudad, por tanto asuman su responsabilidad y no quieran, inclusive, que el pueblo decida si la estatua de Alfaro esta simpática o no. Hay expertos en temas de cultura que pueden asesorar, pero la decisión es de los administradores, sin lavada de manos. ¿Por qué no nos invitan a tomar parte en mejorar la calidad de la inversión y agendas de desarrollo, o debatir el presupuesto participativo, o la elaboración de planes de desarrollo? Cuidado la asamblea se convierta en un circo romano donde por el mayor número de gritos sin ningún análisis con sustento se tomen decisiones absurdas que afecten a la mayoría de la población como sucedió con  Chone, que hoy sufre un retraso en su desarrollo.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: