Actualizado hace: 45 minutos
Un requerimiento legal y moral
Un requerimiento legal y moral
Por: Edison Cevallos
abogadocevallos@yahoo.com

Domingo 04 Julio 2010 | 00:00

Un hecho repudiable que ya ha merecido una protesta de parte de la Sociedad Interamericana de Prensa, es la denigrante campaña contra los medios de prensa que está difundiendo el gobierno con el entorno familiar que manejan el control de los medios, aprovechando las transmisiones de los partidos del mundial de fútbol, y con un costo de un millón de dólares

Las imputaciones que se hacen para tratar de justificar la discutida ley de Comunicación que se debate en la Asamblea, “ladrones”, fomentan “la violencia”, ejercen la actividad periodística para ganar dinero ilegal e ilícitamente, se dedican a “mentir” y son “arrogantes” a simple vista podrían tener   en su taimado pero grosero contenido, el carácter de injurias graves, porque se encuadran en la norma legal que sanciona 1).“La imputación de un vicio o falta de moralidad cuyas consecuencias pueden perjudicar considerablemente la fama, crédito o intereses del agraviado” y 2) Las imputaciones que, por su naturaleza, ocasión o circunstancia, fueren tenidas en el concepto público, como afrentosas.
Frente a tan desafortunado ataque, aprovechando el ilegal y descarado monopolio que aplicó la Revolución Ciudadana, en difundir el mundial solo a través de los medios del estado incautados, eso sí,  en una actitud reprochable,  la ciudadanía ha sido solidaria con quienes son los únicos y los que hacen posible, enterarnos de las atrocidades que a diario cometen funcionarios del régimen, medios de comunicación altivos,  que mantienen un comportamiento imparcial en su labor informativa y que de hecho, están siendo afectados por esta indecente campaña.
Es evidente que frente a la falsa atribución de hechos determinados, incluyendo gráficos que especulan sobre comportamientos delictuosos inexistentes de los medios de comunicación en general,  los autores o genios de la campaña, aún pretendiendo esconderse o escudarse en la no puntualización de un medio infractor, están incurriendo y han adecuado su conducta al hecho delictuoso sancionado como injuria; y, concomitantemente, a un daño moral resarcible.
Es explicable, por lo imperativo de los principios, que los medios se hallen expuestos de manera permanente a un análisis de su accionar,  pero de criticar a emitir agravios hirientes y ofensivos, hay el trecho que va de la democracia a la delincuencia. Los agravios están dados en la deformación maliciosa del comportamiento de los medios que se difunden irresponsablemente con una audiencia que aprovecha la cita mundial del rey de los deportes y por lo tanto es numerosa.
I frente a este hecho sí es exigible para el clan, en el marco de la justicia al que se deben someter, puntualizar los medios infractores.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: