Actualizado hace: 59 minutos
ARQUEOLOGIA
GUERREROS DE UNA PATRIA QUE QUERÍA UNIDAD

Xu Weihong es una arqueóloga con una misión de Estado: desenterrar al ejército formado por los miles de Guerreros de Terracota que el emperador que unificó China, Qin Shi Huang, quiso llevarse al más allá hace más de dos mil años.

Domingo 04 Julio 2010 | 00:00



Por esa labor, de una importancia fundacional en un país obsesionado por su unidad patria, ella y su equipo de 20 arqueólogos han sido galardonados este año con el premio Príncipe de Asturias, galardón que han recibido con la humildad que exige su cultura.
"Fue una sorpresa para todos", señala Xu, de 44 años, a Efe. "En estos 35 años de trabajo es la primera vez que nuestro equipo recibe un reconocimiento internacional, un premio tan importante fuera de nuestro país", apostilla.
Xu recogerá el galardón en España el 22 de octubre.

Una nueva
excavación 
La excavación en la que trabajan actualmente, la tercera desde el descubrimiento en 1974 de estos guardianes del universo secreto del unificador, conocidos también como los guerreros de Xian, empezó el 13 de junio de 2009.
Los arqueólogos chinos todavía desconocen el número exacto de Guerreros de Terracota surgidos de la ambición del emperador Qin. Han localizado 8.000, de los que se exhiben un millar en el lugar de la excavación, a 33 kilómetros de Xian, la capital provincial de Shaanxi y antigua capital de tres dinastías.
Fue un campesino quien de forma casual descubrió hace 35 años unos restos de cerámicas cuando buscaba agua para combatir la sequía y las envió a un equipo de arqueólogos que descubrieron, estupefactos, que las piezas tenían más de dos mil años.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala