Actualizado hace: 4 horas 9 minutos
EMPRENDEDORA DEMUESTRA QUE QUERER ES PODER
De modesto quiosco a empresa organizada

Un ejemplo de superación es el de la cafetería Jean Pierre. Empezó con un pequeño quiosco hace 23 años y ahora es un organizado negocio, cuya sede es un edificio moderno, de dos pisos altos.

Viernes 02 Julio 2010 | 00:00

Anoche fueron inauguradas justamente sus nuevas instalaciones, en la esquina de las calles Chile y Ramos Iduarte, su lugar de hace 16 años, que fue remodelado.
Betty Solórzano, su propietaria, no esconde su satisfacción.
Se le vino a la mente aquellos días de 1987, cuando en el mercado 1 instaló un quiosco para vender encebollado. Fue la sensación, y el pequeño local se llenaba de decenas de comensales que llegaban por su sazón.
Luego amplió el menú a panes de almidón, tortillas, corviches y tortas de maní. Se mudó a la calle Rocafuerte, frente a la actual terminal de Reina del Camino.
Pero fue en 1994 cuando se instaló en el sector donde ahora afincó su sazón.
Cafetería Jean Pierre es parte ya de la historia portovejense, parte de su identidad.                    
Se convirtió en tradición gastronómica, con predilección de propios y extraños cuando se habla de comida manabita.
Más comida

Solórzano adelantó que extenderá su menú, pues tiene proyectado estofados de carne y tortas de verde.
El acto de anoche, admitió, tuvo como fin agradecer a los portovejenses por todos estos años de preferencia gastronómica.
Su moderno edificio ha contribuido al ornato de la ciudad.
En la planta baja estará la cafetería, donde acudirán los comensales como siempre lo han hecho, recalca.
Mientras, en el primer piso alto estarán las oficinas administrativas. "Es una empresa que ha crecido y está más organizada, necesita este espacio", dijo.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala