Actualizado hace: 50 minutos
¡Qué tal oposición!
¡Qué tal oposición!
Por: Ramio Borja Gallegos

Jueves 01 Julio 2010 | 00:00

En un régimen democrático existe la división de Poderes y así se lo expresa en la Constitución Política de varios Estados, división que lleva a la autonomía entre las Funciones. En el Ecuador pasa todo lo contrario, la autonomía no existe, el Ejecutivo interviene, sugiere o impone a las Funciones Legislativa y Judicial.

El Poder Legislativo o la Asamblea Constituyente tiene dos obligaciones principales: fiscalizar y legislar; sin embargo, los asambleístas no lo cumplen a cabalidad, ya sea por temor, ya sea por desconocimiento o ya sea por negligencia o incapacidad para desempeñar sus cargos.
Ha pasado un episodio más en la vida de la Función Legislativa en el que se repitió la historia de los últimos treinta años en que la vieja partidocracia corrupta manejaba de manera inmoral dicha Función, buscando siempre favorecer al partido de gobierno, a los de su grupo o al Presidente de turno.
Que grave para la democracia es tener unos representantes a la Función Legislativa, que sólo miran por su grupo, despreciando al conjunto del pueblo ecuatoriano. Un asambleísta del movimiento de gobierno dijo que se sentía desencantado, ofendido y vapuleado y que todavía cree en su proyecto; como cree que se sienten todos los ecuatorianos.
Lo que pasó en la Asamblea Constituyente es producto de la constante injerencia del Ejecutivo, el jefe de Alianza País ordena o recomienda la aprobación de leyes y si es oportuna la fiscalización, con lo cual los asambleístas de mayoría se sienten presionados, como los corderos ante el amo.
Se puede afirmar que no existe democracia, los tres Poderes están liderados por el Ejecutivo, el déspota es el jefe de las tres Funciones del Estado.
Podemos decir que la oposición se opone a la oposición, los gobiernistas se obstaculizan entre sí, los corderos son los borregos del patrón. Es decir, no existe Poder Legislativo o Asamblea Constituyente y al haber actuado en forma negligente y no haber cumplido con sus obligaciones o deberes señalados en la Constitución, sus integrantes deben ser removidos por falta de probidad para el desempeño del cargo para el que fueron elegidos.
No cedamos al engaño, no cedamos a la mentira, no cedamos nuestra esperanza, no cedamos nuestro futuro. Levantémonos por nuestra dignidad.
Qué esperamos para reaccionar, quizás estamos adormecidos, necesitamos un gran golpe que nos despierte y esto será posible por el manejo económico, ya que el cambio de un sistema de libre mercado a otro con tintes socialistas puede destruir el mercado y llevarnos al caos. 
Para lo que está por venir, es fundamental que los ecuatorianos nos unamos. No debemos dejar pasar más tiempo, ya que en medio del caos el gobernante ejecutará todo su modelo; la unión nos permitirá hacer frente de manera ordenada e inteligente a las pretensiones del predicador del socialismo del siglo XXI. 
 “La traición, la falsedad y la torpeza es el patrimonio de los nuevos gobiernos.”

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: