Actualizado hace: 3 horas 54 minutos
Internacionales
Panamá reclama la fortuna del ex dictador Manuel Noriega

Después de 20 años de cárcel en Estados Unidos, el ex dictador panameño podría ser condenado por la justicia francesa a diez años de cárcel por los cargos de lavado de dinero tras un juicio que concluyó este miércoles.

Miércoles 30 Junio 2010 | 18:05

El ex general de 76 años y caminar lento, que sufre las consecuencias de un ataque cerebral, respondió de manera esquiva las preguntas en torno a la procedencia del dinero en sus cuentas bancarias en Francia. “Soy un soldado y un político, no un banquero”, dijo. Manuel Antonio Noriega aseguró que sus cuentas eran administradas por el director del banco BCCI en Panamá. “La acusación de lavado de dinero es un montaje, soy víctima de una conspiración de Estados Unidos contra mí”, dijo ante los jueces.

El hombre fuerte de Panamá en la década de los 80 reiteró sus anteriores declaraciones insistiendo que la proveniencia de los 2,3 millones de euros en sus cuentas francesas no es ilícita. “Ese dinero no proviene de la droga sino de mi salario como colaborador de la CIA, así como herencias, ingresos e inversiones”, dijo.

Estado panameño pide indemnización

El Estado panameño reclama la fortuna del ex dictador argumentando que el dinero llegó a Francia como resultado del lavado de dinero, pero el ilícito se produjo en Panamá y por ello el país reclama una indemnización moral y material. “Esos fondos fueron desviados a Francia. Nuestras leyes permiten la incautación de bienes ilícitos, si esos bienes se hubieran quedado en Panamá evidentemente el Estado los hubiera cautelado. Llegaron a Francia por el lavado de dinero pero el ilícito se generó en Panamá”, afirma Arístides Gómez de León, cónsul y responsable de negocios de la Embajada de Panamá en París, que representa a su país en el proceso.”Estamos pidiendo 33.2 millones de dólares por daños materiales como por daños morales”. Panamá es un querellante civil que nada tiene que ver con el proceso penal.

La justicia francesa acusa a Noriega de haber comprado bienes inmobiliarios de lujo en París con tres millones de dólares provenientes del tráfico de droga del cártel de Medellín y fue sentenciado en ausencia a diez años de cárcel en 1999 y sus bienes confiscados.

La anterior sentencia francesa parte de que Noriega sabía que el dinero invertido en tres departamentos ubicados en la rivera izquierda del Sena, provenían directa o indirectamente del tráfico de drogas. Noriega ayudó al cártel de Medellín a transportar cocaína hacia Estados Unidos a través del canal de Panamá, lo que fue negado vehementemente por el exdictador durante el juicio.

No se sabe a cuánto asciende la fortuna del ex general. “Él dice que no tiene dinero, pero hay bienes. En Panamá hay propiedades que están en pleito así como los 3.1 millones de dólares que hay aquí en Francia cautelados por el Estado Francés”, afirma Gómez de León. El diplomático argumenta que entonces Panamá fue indemnizada simbólicamente por un franco francés por daños morales en 1999 porque entonces se dijo que no había habido daños materiales. “Pero tenemos pruebas de que hubo lesión patrimonial, de que hubo enriquecimiento ilícito”.

Controversia en torno a su edad

Noriega fue capturado durante la intervención estadounidense en Panamá en enero de 1990 y aunque obtuvo el estatus de prisionero de guerra, fue condenado a 40 años de cárcel por tráfico de drogas. La sentencia fue reducida a 20 años de prisión. A finales de abril fue extraditado a Francia y desde entonces ha estado recluido en la cárcel de La Santé de París.

Al iniciar el proceso el lunes contra él, se le veía cansado. Temblando respondió a las preguntas de los jueces que le murmuraba un traductor. Sobre su edad hay varias versiones. Según las actas de la justicia francesa nació en 1938 con lo que tendría 72 años de edad. Otras fuentes afirman que nació en 1940. Noriega aclaró que nació el 11 de febrero de 1936 y luego se corrigió…de 1934, lo que coincidió con los datos de sus abogados, que afirmaron que su cliente tiene 76 años y que es un hombre viejo que debería poder volver a su país.

Francia no le reconoció el estatus de prisionero de guerra que en Estados Unidos le permitió gozar de un trato preferencial que originó que su celda fuera llamada “la suite presidencial”. Quien viviera toda su vida entre secretos y complots y es señalado como el responsable de la muerte de Omar Torrijos y del opositor Hugo Spadafora tiene pendientes cinco condenas en Panamá y tres juicios abiertos. “El próximo 7 de julio comienza una audiencia en donde se le enjuiciará por la desaparición de un sindicalista cuyos restos fueron encontrados enterrados bajo un cuartel. Tiene cuatro condenas por homicidio, una por enriquecimiento ilícito y otra por violación a los derechos humanos”, afirma el diplomático panameño. Como el de otros dictadores, el ocaso del oscuro general golpista no es precisamente dorado.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala