Actualizado hace: 12 minutos
La danza de las  obras momentáneas
La danza de las obras momentáneas
Por: johnny Quijano Guerrero

Miércoles 30 Junio 2010 | 00:00

Portoviejo y muchos de los cantones de Manabí recibieron, de una u otra manera, obras, sean estas por compromisos familiares, de amigos, pagos políticos o simplemente por intereses personales, posiblemente por requerimiento electorero o necesidad de algún sector, y las que se contratan y ejecutan con advertencias y chantajes a los beneficiarios de las mismas.

Pero eso, al fin y al cabo es insignificante, lo grave es cómo se las hacen, sin ningún control técnico (ausencia o ineficiente  fiscalización) y tirando al tacho de basura las especificaciones técnicas, cláusulas legales del contrato, etc., dando la impresión que lo que importa no es el buen resultado ni mucho menos la calidad y durabilidad de las obras, sino la utilidad que arrojen estas, y el resto sabrá Dios.
Echemos una mirada a todas las obras de Manabí, en su mayoría, por no decir todas, están inconclusas y otras terminadas, pero con resultados negativos y de pésima calidad, obras que son entregadas e inauguradas para un año de su vida útil, alejadas de la más mínima norma de construcción.
No existe un presupuesto ajustado a las necesidades o a lo real. Cuando participamos en una adjudicación tiene un monto referencial, y en el transcurso de la ejecución afloran nuevos rubros o simplemente aumento exagerado en las cantidades de obra adicionales, lo que permite que el "contrato" se incremente exageradamente, valores que a veces superan hasta el ciento por ciento el costo del contrato inicial, esto accede a que las obras se desfinancien o queden inconclusas, perjudicando a otros proyectos que no tendrán suficiente financiamiento.
En Portoviejo se ha invertido grandes sumas de dinero en obras que no han dado mayores ni buenos resultados, dentro de los cuales podemos enumerar varias: Plan Maestro de Alcantarillado (pluvial y sanitario), mejoramiento con "adoquines" en varias calles (desgaste prematuro), mejoramiento de calles con pocos resultados, el nuevo Plan Maestro de Agua Potable, en donde las empresas contratistas han causado un perjuicio enorme y daños a las calles y a la red de agua, teléfono, etc.., sin que hasta la presente se reparen o subsanen los mismos.
Como habitante de Portoviejo me preocupa que los recursos "extras" que el gobierno nacional quiera transferir al gobierno municipal no sean manejados de manera eficiente y transparente, cuyas dudas ciudadanas a través del silencio así lo demuestran. Habrá que buscar entonces los mejores mecanismos para que estos recursos sean distribuidos de manera justa, equitativa, participativa y despojándose del compadrazgo o de agrupación en la respectiva contratación, porque se puede notar que es un grupo minúsculo de profesionales los que tienen ese privilegio, en lo cantonal y provincial.
Finalmente sugiero que los recursos que el poder central entregue a Manabí sean canalizados a través de las diferentes instituciones gubernamentales con asiento en Manabí, para desconcentrar la contratación pública y se pueda realizar otro tipo de fiscalización, sin compromisos de ninguna naturaleza.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: