Actualizado hace: 43 minutos
Para mis amigos que aún  no deciden venir a Cristo
Para mis amigos que aún no deciden venir a Cristo
Por: Guido Álava

Miércoles 30 Junio 2010 | 00:00

Muchos son los que, cuando se los invita a uno u otro programa, para oír la palabra de Dios, tienen en sus labios la expresión no tengo tiempo, otro día, yo te aviso, etc. Por lo general ese día y ese aviso nunca llegan; en realidad esas frases son solo una excusa o forma velada para decir no me interesan por ahora las cosas de Dios.

Ocurrió conmigo muchas veces, agradezco al Espíritu Santo el día en que decidí escuchar y obedecer su voz, estoy convencido que si no lo hubiera hecho, mi vida sería hoy la de un “miserable”, a pesar de todos los logros y éxitos alcanzados como profesional y como persona.
Es una falacia decir no tengo tiempo cuando precisamente se te invita a oír la palabra de Dios, al autor de nuestras vidas, dueño y señor de cielo y tierra, del tiempo y de todo lo que existe. Hay muchos que cuando les insistes en invitarlos o les haces caer en cuenta del error, te dicen “yo no le hago daño a nadie”, “no he matado”,” no he robado”, “solo tengo una esposa”… ¡Creo por lo tanto que no necesito escuchar a Dios!
Ante este razonamiento bien vale parafrasear a Jesús cuando dijo “ustedes son buenos para hacer estas y otras cosas…, pero descuidan la justicia y la misericordia; no era necesario dejar de hacer estas cosas para hacer lo otro”.
Cuando no se mata y no se roba también hay que ser perdonador, no arrogante, no orgulloso, lleno de Fe, amante de la paz, lleno de amor íntegro, humilde y cumplir los demás estándares de Dios.
De igual forma Jesús, refiriéndose a otros dijo “no basta con decir Señor, Señor; sino en hacer la voluntad de mi padre que está en los cielos”. La voluntad de Dios es que todo ser humano esté preparado para toda buena obra. Las estrategias para ser personas llenas de amor, de paz, de justicia, humildad, honestidad y paciencia precisamente están contenidas en la Biblia.
Por este motivo nunca debes negarte a conocer lo que el maestro Jesús nos enseñó.
Rechazar a Dios abierta o sutilmente es un grave error y una gran pérdida.
Me apena ver a aquellos que se resisten a buscar, conocer y confiar en Cristo, creyendo más en filosofías y ciencias que niegan la existencia de Dios.
Muchos futurólogos expresaron que el Cristianismo sería extinguido para el nuevo milenio.
Sin embargo hoy podemos constatar que el Cristianismo, el estudio de la biblia y la fundación de nuevas iglesias cristianas por todas partes están en auge como nunca antes. Igual está ocurriendo con algunos filósofos y científicos antes ateos, que hoy reconocen la majestuosidad de Jesucristo.
Que bien que aquellos futurólogos se hayan equivocado, era de esperarse; todos quienes no consideran la verdad de Dios en sus predicciones siempre errarán, al menos cuando vaticinan la muerte de la biblia y el cristianismo.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: