Actualizado hace: 18 minutos
Cinismo y desvergüenza
Cinismo y desvergüenza
Por: Vicente Mendoza Pavón

Martes 29 Junio 2010 | 00:00

El estado actual de Portoviejo no es obra únicamente del actual municipio, es el resultado de continuadas agresiones de la partidocracia. Creo, sin temor a equivocarme, que Portoviejo es la ciudad que peores alcaldes y concejales ha tenido en nuestro país.

Los dirigentes de los partidos políticos jamás se preocuparon de efectuar una cuidadosa selección de ciudadanos para elaborar las listas de elección popular. Los ciudadanos probos, capaces y de reconocida verticalidad ética jamás fueron tomados en cuenta, favoreciéndose, en cambio, a los mediocres, serviles y  pícaros. Alguna vez me referí a un pobre hombre que a la izquierda democrática llevó a la alcaldía, ¡qué vergüenza para nuestra ciudad!. ¡Qué estado físico y espiritual en que dejó a Portoviejo! ¿Ya hemos olvidado este y otros capítulos ignominiosos que sufrió nuestra ciudad por culpa de la grotesca partidocracia?. Ahora que nuestra ciudad está destruida, cuando la ciudadanía es indiferente, precisamente porque los “políticos” filibusteros saquearon las arcas municipales, atentaron contra la credibilidad institucional, llenaron de “pipones” a la burocracia, aumentando desproporcionadamente el gasto corriente y dejando casi nada para la ejecución de obras, ahora lanzan gritos destemplados exigiendo un paro cantonal, y con el típico capricho del tonto claman por el envío de dinero sin el debido soporte o justificativo como lo exige la ley.
Estos sujetos de baja estofa creen que somos desmemoriados, que ya nos hemos olvidado de los permanentes atracos a los fondos municipales.
No hemos sido los ciudadanos los culpables de estas vergonzosas elecciones, este es el torpe argumento que esgrimen los representantes de la partidocracia para justificar sus actuaciones.
Son ellos y únicamente ellos los grandes culpables del estado actual de nuestra ciudad. ¿Por quién votaría usted, compañero lector, si te ponen a elegir entre Satanás y Lucifer?. ¿Por quién votaría usted, si tuviese que elegir a un ladrón y un ignorantón?. Salvo rarísima excepción, esta ha sido la opción que nos planteó la partidocracia, ¿Cómo iba a desarrollarse nuestra ciudad con esta gente al mando del municipio? Pero, esta “selección” de mediocres y bellacos ¿es pura casualidad?, ¡qué va!, había que “poner” en la alcaldía y en las concejalías a las “herramientas eficaces” que posibilitaran el uso y abuso de los fondos municipales, así se podría otorgar los contratos que pagarían favores de campaña y, desde luego, engordarían los bolsillos de los mañosos politiqueros.
Es vital que los ciudadanos honestos, los que por higiene moral y espiritual no formaron parte de la partidocracia, los dirigentes barriales que realmente aman a la ciudad, se organicen en un gran frente pro defensa de Portoviejo, imponiéndose el cumplimiento de una agenda práctica que posibilite salir de este lodazal en que dejaron a Portoviejo.
“Lo importante no es la perversidad de los malvados, sino la indiferencia de los buenos”.
(Martin Luther King)

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: