Actualizado hace: 58 minutos
EL CARMEN
Le clavan 17 puñaladas tras salir de una fiesta

Con 17 puñaladas fue asesinado la madrugada de ayer, Pablo Grismaldo Almeida Cevallos (56) en el kilómetro 20 de la vía que comunica a El Carmen con Pedernales, mientras su hermano, Adolfo Desiderio, con quien regresaba a casa despues de haber estado en un baile, resultó herido con 4 puñaladas.

Lunes 28 Junio 2010 | 00:00



Los hermanos Almeida Cevallos habitan en la entrada al sitio Mata de Plátano de Chila Guabal y, según se indicó, la tarde del sábado estuvieron departiendo en un prostíbulo que está ubicado en el sitio El Comunal, hasta que a eso de las 18h30 regresaron a sus domicilios; pero como esa noche había un baile en El Comunal, a tres kilómetros de sus casas, los dos hombres se fueron a disfrutar de la fiesta.
Al parecer, pasadas las 02h30 de ayer domingo,  Pablo Grismaldo y Adolfo Desiderio estaban regresando a sus hogares, cuando fueron interceptados y atacados con armas blancas.
Los dos hermanos iban en estado etílico, y aún así se enfrentaron al o a los hombres que los atacaron, porque además de las puñaladas recibidas también presentan golpes en el rostro. De acuerdo a las heridas que recibió en sus brazos Pablo Almeida, se presume que intentó cubrir su cuerpo cuando era atacado, pero luego fue vencido y recibió otras tantas puñaladas más en el pecho y espalda, que le comprometieron el corazón y pulmones, muriendo prácticamente de contado, mientras tanto su hermano recibió tres heridas en el pecho y una en la espalda, las que afortunadamente fueron superficiales.
Varias personas que cruzaron por el lugar donde los hermanos Almeida Cevallos estaban tirados, a un costado de la vía, dieron aviso a los familiares, pues en un primer momento se creyó que habían sido atropellados por un vehículo.
Quienes los recogieron, luego se percataron que Adolfo Desiderio aún estaba vivo y lo llevaron al hospital de El Carmen, mientras que la Policía Judicial recogió el cadaver del hermano y lo trasladó a la morgue de ese cantón.
Ya en horas del amanecer los policías llegaron al hospital con la intención de llevarse detenido al herido, aduciendo que era quien había matado al hermano, lo que produjo el reclamo de los médicos, pues su estado de salud era delicado; los familiares también reclamaron por la actitud de los uniformados.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala