Actualizado hace: 18 minutos
PUNTOS DE VISTA
Salvar la inversión pecuaria

Desde la era republicana, nuestro país ha sido considerado un país agropecuario por y con excelencia. Hoy toca nuevamente en nuestra provincia afrontar situaciones difíciles.

Lunes 28 Junio 2010 | 00:00


Según datos patológicos presentandos por el MAGAP, en la zona norte, específicamente en el cantón El Carmen, se han presentando algunos brotes de la enfermedad de aftosa, propia del ganado vacuno, que no es un problema zoonósico, pero que ocasiona valiosas pérdidas al sector productivo ganadero, ya que el animal bovino deja de alimentarse por la presencia de ulceraciones y de dolor en sectores como la lengua y  debajo de esta, así mismo en las pezuñas o patas del animal, produciendo una cojera y por ende esto implica baja de peso y producción lechera hasta la muerte del animal.
Han existido varios programas de vacunación a través del MAGAP, noble institución que cuenta con un equipo de profesionales veterinarios de amplio conocimiento y práctica, y la importación de vacunas por parte del gobierno central para que sean distribuidas al amplio sector ganadero a bajo costo por animal. Es necesario que se invite, en convenio remunerado, a los estudiantes de los dos últimos años de la facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad  Técnica de Manabí y otras instituciones agropecuarias, para la aplicación de los biológicos y el mismo tiempo ir demandar la toma de conciencia a los pequeños y medianos ganaderos donde tal vez nunca ha llegado la veterinaria, esto es en los rincones más vulnerables.
Cuando se decreta el estado de cuarentena, si es de tipo cantonal, como el caso del cantón El Carmen, deben suspenderse la ferias ganaderas, el sacrificio de los animales en los camales de carácter municipal y privados; si esta cuarentena fuera por decreto ejecutivo tomaría carácter nacional (40 días), lo que sería lo más apropiado.
Bajo este esquema es necesario que nuestros ganaderos, en términos generales, se comprometan a vacunar a sus animales con el objetivo de salvar sus pequeñas o grandes inversiones pecuarias, obteniendo como producto final buena salud, proteínas y carbohidratos, parámetros para que el ser humano produzca en el que hacer diario, ya que la salud entra por la boca.

Jorge Palacio Loor

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala