Actualizado hace: 48 minutos
PERÚ
Libro, otro patrimonio

Objeto de culto y búsqueda durante mucho tiempo tan sólo para un grupo de conocedores, el libro antiguo comienza a ser revalorizado en Perú, país donde se publicaron en 1584 las primeras obras impresas de Sudamérica.

Domingo 27 Junio 2010 | 00:00



El desconocimiento de este patrimonio ha hecho que libros valiosos, entre los que figuran incunables y ediciones rarísimas, hayan sido durante décadas presa de cazadores de tesoros extranjeros, según explicó a Efe el librero anticuario y editor peruano Juan Ortiz Benítez.
El experto dictó un curso de tasación y valoración del libro antiguo y usado, que buscó revalorizar el "riquísimo" legado bibliográfico que tiene su país.
En este curso, realizado con el patrocinio de la Cámara Peruana del Libro (CPL), se destacó la importancia de difundir un conocimiento que ya se ofrece desde hace varios años en España, Argentina y México.
Ortiz asistió en 2008 al curso sobre el tema que se dictó en Buenos Aires y que tuvo entre sus expositores al especialista español Julián Martín Abad, jefe del Servicio de Manuscritos e Incunables de la Biblioteca Nacional de España.

Con "conocimiento"
El experto peruano dice que todo el que se relaciona con el libro debe tener "conocimiento del proceso de valoración y tasación", para determinar "el verdadero valor del libro mediante las técnicas y herramientas" que emplean los profesionales.
"Hay que diferenciar entre el valor patrimonial y el valor cultural del libro, el primero es un paso para valorarlo comercialmente", subrayó.
Como capital del virreinato español más importante de Sudamérica, Perú también ostenta las primeras publicaciones impresas del continente, muchas de las cuales en la actualidad se tasan en decenas de miles de dólares.
Esto fue destacado por el investigador Jorge Zevallos, especialista en la historia de la imprenta, quien recordó que la segunda imprenta de América, después de la mexicana, estuvo en Perú.
Aunque en Lima se publicó en 1584 "La pragmática", impresa por el italiano Antonio Ricardo, existen discrepancias sobre la cantidad de impresos de esa primera época, que algunos especialistas sitúan alrededor del centenar.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala