Actualizado hace: 2 horas 33 minutos
Manabí
Se prendieron las fiestas en honor a San Pedro y San Pablo

Celebrar a San Pedro y San Pablo es una costumbre que no sólo se ha mantenido en el tiempo pese a los avances de la modernidad, sino que se ha multiplicado a más de cien comunidades en Manabí.

Jueves 24 Junio 2010 | 20:53



La fiesta viene, según Lutero Santana, en su investigación sobre el origen y práctica de esta celebración, desde la época precolombina, pero ha sido influenciada con el advenimiento de la República.
Se han organizado grupos administrativos que representan al gobierno nacional,  donde escogen presidentes, ministros y secretarios, en un cuadro general de gabinetes  "Negros" y "Blancos". 
Se eligen tantas dignidades como amistades quieran incorporar a las fiestas, o también hay personas que realizan peticiones, por "manda" que quiera cumplir el creyente, pero siempre manteniendo el esquema administrativo de una nación.
Visten formalmente, luciendo cintas y otros adornos, y realizan visitas y cortejos que culminan en actividades de confraternidad al compás de bandas musicales.

Símbolos
Las banderas tienen alegorías de las figuras de los santos, San Pedro con la llave del cielo y San Pablo con la biblia, espada y culebra.
Además, cada gobierno tiene ejército y un abanderado que no debe dejar este emblema, porque los presidentes corren el riesgo de caer presos, pagar cárcel, porque los palacios tienen calabozos, y en caso extremo, la destitución del cargo.

Coordinación
En la preparación de estas festividades intervienen muchas personas, señaló Schubert Morejón, secretario general del gobierno de Blancos. En la parroquia San Pablo hay cinco gobiernos: y este año celebran las bodas de oro por la devoción a los apóstoles en esta parroquia.
Vale recalcar que estas fiestas están estrechamente coordinadas con el párroco Jorge Luis Mero, quien opinó que la celebración es una reunión en torno a los apóstoles, donde no sólo se demuestra la fe de forma externa, también se vive como tiene que ser, con el corazón.  "Esta gente se muestra solidaria durante todo el año con las actividades de la comunidad. Los gobiernos son para los ciudadanos, cada uno en su ramo atiende su área, eso se debe agradecer".

Opiniones
Ángela Zevallos Mendoza realizó una investigación sobre esta fiesta, en la que determinó que "son una mezcla de lo pagano y religioso, pero van a perdurar porque los jóvenes ya están arraigados con la fe profunda a los santos. Esta gente no piensa en bien propio, trabajan por el bien común. La gente cree en esto".
Se ven fiestas pomposas,  dijo, pero también hay gabinetes que se arropan hasta donde da la sábana, recalcó. "No hay para banda musical, pero sí para un disco móvil".
En esencia la festividad se ha mantenido, y da gusto ver como la gente joven o mayor participa con un compromiso serio, aseguró.
No obstante, varios ciudadanos opinan que esta fiesta ha perdido la efervescencia de ambiente festivo, ese entusiasmo característico para motivar a la población. Es más, aseguran que ya no se vive la fe en esencia, pese a eso, colaboran con las gestiones que realizan los gabinetes en la comunidad, como entrega de medicamentos, alimentos, útiles escolares, entre otras solicitudes.
Hoy, a las 09h00, se realiza el concurso de oratoria, con escuelas de la parroquia, en el palacio de Blancas.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala