Actualizado hace: 19 minutos
España
Al menos cinco ecuatorianos pueden estar entre las víctimas, según cónsul

El cónsul de Ecuador en Barcelona, Freddy Arellana, aseguró hoy que al menos cinco de las víctimas mortales o de los desaparecidos en el accidente de tren ocurrido en Castelldefels, en el noreste de España, son ecuatorianos.

Jueves 24 Junio 2010 | 11:14

A la salida del centro donde son atendidos los familiares de las víctimas, Arellana afirmó que ha podido hablar con cinco familias que tienen personas desaparecidas en el suceso.

"Las familias están destrozadas", aseguró el cónsul, que ha recordado que la mayoría de las víctimas son jóvenes, de entre 18 y 24 años.

Doce personas murieron y otras catorce resultaron heridas esta madrugada al ser arrolladas por un tren en la estación de Castelldefels, próxima a Barcelona, cuando se dirigían a celebrar la Noche de San Juan en una playa.

Familiares y amigos de las personas fallecidas han llegado a las dependencias de la Ciudad de la Justicia a la zona habilitada para esperar a la identificación de los cadáveres.

La mayoría de los que acuden, hombres, mujeres e incluso niños de corta edad, son de procedencia latinoamericana, entre los que destacan por su número los ecuatorianos, aunque también hay chilenos, bolivianos y colombianos.

Fuentes de la Embajada de Colombia en Madrid dijeron a EFE que hay dos colombianos "desaparecidos".

Los familiares de las víctimas, que han pasado toda la mañana en el lugar del accidente en la localidad de Castelldefels, se han traslado por sus propios medios hasta la Ciudad de la Justicia, que se encuentra en otra población, en L'Hospitalet de Llobregat.

Allí, a las puertas del Instituto de Medicina Legal de Cataluña, algunos amigos y familiares de las víctimas no han podido evitar romper en llanto ante esta tragedia, ocurrida en una noche de fiesta.

Según las primeras investigaciones, las víctimas fueron arrolladas cuando descendían de un tren de cercanías para acudir a la playa a celebrar la verbena de la Noche de San Juan.

El grupo cruzaba la vía férrea por un lugar indebido sin percatarse de la llegada de un tren de alta velocidad que no tenía parada en la estación y que se desplazaba a una velocidad de unos 140 kilómetros/hora.

El presidente de la Generalitat de Cataluña (Gobierno regional), José Montilla, atribuyó la tragedia a un "gesto de imprudencia" de las víctimas, al atravesar directamente las vías para dirigirse a la playa en lugar de hacerlo por un paso subterráneo de la estación.

La investigación judicial sobre el accidente deberá determinar si el paso subterráneo fue suficiente para absorber a la gran cantidad de viajeros que descendieron en la estación, al parecer unos 700

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala