Actualizado hace: 39 minutos
España
El tren de Castelldefels iba por debajo de la velocidad permitida y avisó

Las investigaciones preliminares indican que el tren que arrolló a una treintena de personas la medianoche pasada en Castelldefels circulaba por debajo de la velocidad permitida, a unos 140 kilómetros por hora, cuando en ese tramo se pueden alcanzar hasta 150 km/h.

Jueves 24 Junio 2010 | 11:13

Además, la investigación preliminar ha revelado que el conductor vio a los jóvenes cruzando las vías, pero a pesar de la alarma de señalización (una señal acústica emitida por el tren) no pudo evitar la tragedia ya que el convoy, a esa velocidad, necesita al menos un kilómetro para detenerse totalmente.

La caja negra del tren está ya a disposición del juzgado de Gavà (Barcelona), en funciones de guardia en el momento del siniestro,segñun ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Como ocurre con los aviones, se recogen todos los datos del tren, desde la velocidad o los sistemas activos, hasta las conversaciones en la cabina de la locomotora.

Según un comunicado del TSJC, el juzgado de Gavà ha abierto diligencias previas por el accidente y "procederá a decretar las pruebas periciales que considere oportunas"

Diversas autoridades han defendido la hipótesis de que la tragedia se debe a la imprudencia cometida al cruzar por las vías. El conseller de Política Territorial, Joaquim Nadal, ha asegurado que la estación en que ocurrieron los hechos estaba de sobra preparada para absorber el flujo de pasajeros y que tanto el paso subterráneo como los dos ascensores del apeadero estaban operativos.

El conductor, atendido psicológicamente

El maquinista del Euromed que se vio implicado en el fatal suceso y que ha dado negativo en el control de alcoholemia, ha debido recibir asistencia psicológica por el impacto que le ha causado la tragedia, en la que han fallecido doce personas.

La consellera de Salud de la Generalitat, Marina Geli, ha indicado que el conductor ha necesitado apoyo profesional dado el estado de 'shock' en que se encontraba, al igual que un numeroso grupo de familiares de los fallecidos y los heridos en el suceso en el centro cívico Frederic Mompou de Castelldefels. Un equipo de psicólogos y asistentes sociales ha atendido, desde la noche del miércoles y durante la mañana de este jueves, a un centenar de personas en el citado centro cívico.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala