Actualizado hace: 3 horas 44 minutos
Ciudad para vivir
Ciudad para vivir
Por: Jorge Maldonado
jorge39936@gmail.com

Jueves 24 Junio 2010 | 00:00

Tal vez nos hemos equivocado al reclamar tanto por la inseguridad de la ciudad y olvidarnos de señalar que a cambio estamos protegidos contra un sunami posible, no tenemos volcanes cercanos y los eventos sísmicos desde hace muchos años no han dejado graves consecuencias, pues se registraron solamente como temblores de tierra más o menos fuertes.

La reflexión viene a mi mente luego de observar como una distribuidora de vehículos ha desocupado el local de la calle América y nadie ha pugnado por ocuparlo, cuando en Manta, prácticamente hacen cola por cualquiera de las ubicaciones adecuadas para un patio de vehículos.
Sin embargo, también observé construcciones que avanzan y algunas que están en proceso de terminación, gracias a la inversión local de sus propietarios; por eso es que asumo que se ha creado una fama negativa en los círculos de inversión fuera de Portoviejo que aleja a las personas que pueden generar negocios grandes en la capital manabita.
Sabemos que Portoviejo es una ciudad para vivir que mejorará sus condiciones con poco que se apliquen sus autoridades a reducir el ruido de escapes de vehículos; porque tenemos lo fundamental para la vida de una familia, en buenos establecimientos educacionales, de salud y de aprovisionamiento. Es cierto que a determinadas horas las calles céntricas aparecen congestionadas, pero en cuestión de media hora vuelven a permitir el flujo normal de los vehículos y peatones.
Por eso es estimulante que se financien construcciones que generan espacios para vivir en la ciudad y que se desarrollen urbanizaciones como las numerosas que se ubican especialmente al noroccidente de la urbe. Seguro que todos esos espacios urbanos y todas las construcciones contarán con agua potable suficiente, con energía eléctrica y alcantarillado, así como con telecomunicaciones, lo que garantiza el desarrollo de la vida de la familia, porque se protege la salud, se facilita las actividades domésticas y se mantiene una comunicación fluida con los centros de trabajo.
A lo mejor deberíamos promocionar a Portoviejo como la ciudad para vivir, para educar a los hijos y para recuperar la salud; con ese rol definido, las inversiones privadas y públicas podrían ser canalizadas hacia los proyectos que fortalezcan esos servicios y mejoren más aún la ciudad para vivir.
Y, en cuanto a la seguridad, es posible que mejore notablemente cuando los residentes en la urbe se den cuenta de que la violencia crece cuando la angustia por la miseria presiona y genera estrés. La ciudad para vivir podrá generar puestos de trabajo en los negocios afines con la residencia, mientras la ciudad de Manta que se ha identificado ya como un centro industrial y pesquero, genera puestos de trabajo para quienes de los residentes en Portoviejo que no se coloquen en su propia ciudad.
La definición de los roles que desempeñan las colectividades, de acuerdo con sus características naturales, es uno de los factores que hace posible acelerar el desarrollo, porque las inversiones, motores del mismo, se facilitan con la direccionalidad definida.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: