Actualizado hace: 56 minutos
Editorial
La deserción estudiantil

Que un treinta por ciento de los inscritos para estudiar en la Universidad Técnica de Manabí ha desistido a continuar asistiendo a recibir clases, es la información que brinda el rector del mencionado centro de educación superior, quien agrega que se trata de personas que no van con intenciones de estudiar, por lo que se retiran ante las primeras exigencias de los profesores.

Jueves 24 Junio 2010 | 00:00

Esta realidad nos lleva a meditar sobre el desarrollo que ha seguido la universidad ecuatoriana por varias décadas, cuando la masificación de la misma fuera aprovechada para llenar sus aulas con supuestos estudiantes que dedicaron su paso por ellas para hacer de todo, menos aprender.
Y se transformaban en líderes o representantes estudiantiles basados en el apoyo de partidos o movimientos políticos que sentaron sus cuarteles dentro de los locales de estudios para tomarlos como botín político, presionando, amenazando y chantajeando a estudiantes, profesores y directivos con el fin de lograr canonjías o réditos grupales, o extender ideologías que les  sirve de base para intereses mayores.
Aquello ha dado como resultado que, en general, se dude de la calidad del estudio y, consecuentemente, que los profesionales no salen con la suficiencia académica requerida, apreciación que justificaría el informe de aquella comisión oficial que sugirió la desaparición de varias universidades.
Sin embargo, en realidad el informe de esa comisión como que fuera ligereza al chocar con la rigidez y exigencias que se están aplicando actualmente en nuestras universidades, estimándose que el porcentaje de deserción no debería inquietar por ahora, pues quienes asistan a estudiar deben ser aquellos que tienen la voluntad y capacidad para hacerlo, desembocando en calidad. Características que también deben ser observadas y exigidas a los profesores.  
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala