Actualizado hace: 1 hora 14 minutos
Portoviejo
No todos los pastores pueden expulsar demonios del cuerpo

En varias ocasiones la pelea con un ser del más allá llamado "demonio" ha sido difícil, pero nunca ha perdido la batalla, ya que Dios es quien le da la fuerza para enfrentarse con "la cosa mala".

Jueves 24 Junio 2010 | 00:00

Ese es Jorge Rodríguez Sacoto (84), quien lleva más de 60 años siendo pastor evangélico y predicando la palabra de Dios.
El pastor Rodríguez, como lo conocen sus amigos y allegados, comenta que en los años que lleva predicando son muchas las personas a quien les ha expulsado el demonio.
Cuenta un poco su experiencia sentado en un sillón de la iglesia El Buen Pastor, frente al parque Cayambe.
Asegura que los demonios ingresan en las personas porque la gente no cree en Dios.
Explica que no todos los pastores pueden expulsar demonios, pues ese es un don que Dios le da a sus siervos.
"Para poder expulsar demonios, la persona debe tener comunión con Dios y pedirle que le ayude", explica Rodríguez.
Además asegura que no son los pastores los que sacan demonios, es el poder de Dios el que puede lograr esto.
Indica que si un pastor se va a dedicar a esto tiene que entrar en ayuna.
"Soy muy poco para ayunar, pero cuando lo hago es por alguna persona que necesite, y para poder expulsar algún demonio se debe entrar en ayuna", dijo.
El pastor explica que para él no es difícil realizar eso, pues asegura que el poder de Dios está por encima de cualquier espíritu maligno.
Con voz firme y con sus manos empuñadas, dice que antes de realizar algún tipo de exorcismo, la personas tiene que entrar en oración, pues debe pedirle a Jesucristo que le dé fuerzas y le ayude a ganar la batalla, pues el demonio es muy "sabido" y puede aprovecharse de lo más mínimo para hacer daño.
Indica no tener miedo y en sus 60 años como pastor ya hasta perdió la cuenta de a cuántas personas le ha expulsado el demonio.
Una vez que ha entrado en oración, el pastor invita a la persona a escuchar la palabra de Dios y es en ese momento en que la "cosa mala" se manifiesta haciendo que la persona se retuerza y empiece a hablar cosas incoherentes, gritar y hasta insultar.
Pero después de rependerlo en el nombre de Jesús, el demonio se va al lugar donde vive, donde tiene que estar", dijo el pastor, aunque no especificó el sitio.
Asegura que los demonios también se apoderan de los niños, pero que para ser libres, los seres humanos tienen que reconocer que Jesucristo es el único salvador del mundo, sólo así la humanidad puede vivir en un ambiente de paz y tranquilidad.
"Los periódicos nos traen noticias de muertes, asesinatos, violaciones, pero esto pasa porque la gente piensa que es por falta de dinero y no es así, lo que necesitan es tener a Dios en su corazón", sentenció.
Aunque para muchos el tema de los demonios no existe, son varias las personas que han pasado por este tipo de sucesos.
Lo que es cierto es que la humanidad cada día va andando por los caminos del mal.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala