Actualizado hace: 1 hora 43 minutos
Delincuencia
Cajeros: en la mira de los pillos

En los últimos quince días al menos cuarenta personas en Manabí han sido afectadas por delincuentes que operan cerca de los cajeros automáticos, así lo reveló el jefe de la Policía de Bahía de Caráquez, César Jiménez.

Martes 22 Junio 2010 | 21:12

El día de la rueda de prensa en que la institución del orden presentó a una banda de delincuentes que hacía de las suyas en esta provincia, también dio a conocer el método con el que operan estos antisociales.
Se trata de una moderna técnica skimming (explicada en la infografía), que ha sido aplicada en otras localidades, entre ellas Portoviejo, Manta, Atacames, Quito, Guayaquil, entre otras.
El monto económico que se sustrajeron estos sujetos alcanzaría los quince mil dólares, señaló el jefe policial.
"José", un portovejense a quien los pillos le sacaron 400 dólares de su cuenta, contó la forma en que lo engañaron.
Indicó que necesitaba dinero, por lo que decidió  realizar un retiro de su cuenta bancaria.

Le hicieron el
"lazo libanés"

"José" intentó hacer el retiro en uno de los cajeros del banco Pichincha, en la avenida Manabí, sin embargo, como la máquina había sido manipulada previamente por los antisociales, no pudo hacerlo. Cuando el cliente insistía en retirar dinero, apareció un hombre que se ofreció a
ayudarle,  lo que "José" aceptó.
Pese a la supuesta ayuda que le brindaba el desconocido, "José" no pudo retirar el dinero, por lo que decidió irse a su casa.
Fue en horas de la tarde cuando se dio cuenta que le habían cambiado su tarjeta por una falsa.
Imaginando lo peor, "José" fue al banco y descubrió que le habían sacado 400 dólares de su cuenta.
Sin tener a quien culpar, este hombre prefirió no presentar la denuncia.
El caso de "José" se hizo público en El Diario en el mes de marzo, hasta esa fecha no había ninguna persona detenida por ese delito, sin embargo la situación fue  cambiando, y en mayo y en lo que va del mes, dos bandas que operan de
esta forma han sido detenidas.
En los dos casos, los sospechosos han sido colombianos.

Hay que ser
desconfiado

Ante esta arremetida, la Policía sugiere como medida de precaución jamás revelar la clave de su tarjeta a nadie, peor aun cederla a un desconocido.
Ana Fyse, cliente de un banco, considera que los gerentes de estas entidades no sólo deberían colocar carteles dando recomendaciones, sino también contratar seguridad privada para evitar que los malhechores puedan rondar los cajeros. "Uno no puede estar seguro dentro de los cajeros por la falta de seguridad", manifestó.
"Yo jamás entregó la clave ni mi tarjeta a nadie y siempre que pueda prefiero realizar la transacción acompañada por un familiar", indicó mientras salía de un cajero.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala