Actualizado hace: 10 minutos
TENIS
Cita en Londres

La visita de la Reina Isabel II de Inglaterra y el regreso de Rafael Nadal como número uno, ponen la guinda a un nuevo Wimbledon, con más premios y menos espectadores, que evita verse salpicado por los ritos mundialistas con restricciones de pantallas, vuvuzelas y banderas.

Lunes 21 Junio 2010 | 00:00



Treinta y tres años después de su última visita al All England Club, que acogió entonces la victoria de la británica Virginia Wade, Su Majestad, de 84 años y mecenas de ese club, volverá a seguir en directo el Gran Slam sobre hierba de la temporada.
La Copa del Mundo de fútbol que se disputa en Sudáfrica, y que coincide con el arranque del torneo, mañana, y las dos semanas de partidos hasta la final el 4 de julio, se prevé que eclipse la repercusión de Wimbledon.
La mayoría de tenistas demostraron ya en sus primeras ruedas de prensa que siguen con atención los partidos del Mundial y está claro que, pese a la negativa del All England Club a retransmitir los encuentros futbolísticos por pantallas gigantes y a la entrada de banderas, las ironías sobre el Mundial serán un ingrediente indiscutible. El número uno del mundo, Rafael Nadal, fue blanco el sábado de la primera broma, al ser preguntado por si el suizo Roger Federer, desplazado por el español a la segunda posición del ránking mundial hace dos semanas, se puso en contacto con él tras la derrota de España ante Suiza, el pasado miércoles.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala