Actualizado hace: 10 minutos
La supremacía interna  sobre el destino
La supremacía interna sobre el destino
Por: Maximiliano Corradi | ivanmeden@yahoo.es

Domingo 20 Junio 2010 | 00:00

Para liberarse de todo lo bajo, como enfermedades, golpes del destino o necesidades, para abandonar el pequeño yo personal, primero se tiene que despertar al Espíritu de la verdad y de la luz.


Se debe aprender a vivir y a actuar no más desde fuera, sino desde dentro. Sin embargo, antes de que podamos hacer esto, debemos encontrar primero el camino desde afuera hacia adentro. Para ello debemos apartar los escombros del yo humano. Así alcanzamos el origen de la fuente, que se regala continuamente. Ella es el sol vivo, la vida que hace surgir todo, que traspasa y alimenta todo lo que existe.
Nosotros mismos debemos convertirnos en el sol interno para brillar de forma autónoma, para poder llevar la luz del sol interno a nuestro prójimo. Si  hemos trabajado en nosotros para ser el sol interno y comenzamos a brillar de modo autónomo, nos habremos convertido en consciencia espiritual, es más, en seres divinos, y así viviremos y actuaremos en adelante desde dentro hacia fuera. Entonces habremos alcanzado el dominio y la supremacía sobre nuestro cuerpo, sobre los nervios, los pensamientos, sobre los estados de ánimo e inhibiciones, sobre toda nuestra condición de ser humano, así como sobre el medio ambiente, las influencias y condiciones de vida, y por último sobre nuestro destino.


 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: