Actualizado hace: 4 horas 41 minutos
Ciudad puerto
Ciudad puerto
Por: José Cevallos Murillo

Miércoles 16 Junio 2010 | 00:00

Las ciudades tienen un destino o una vocación: administrativo, industrial, empresarial, universitario o turístico. Algunas privilegiadas por la naturaleza tienen marcada dirección portuaria.

Es el caso de Manta, ubicada al oeste en la parte más saliente de América del Sur, con clima estable y favorable a la navegación; su extensa bahía que al girar su entorno mira hacia el norte, formando una maravillosa caleta con capacidad de acunar a grandes naves, que cual trotamundos llevan la bandera y la carga que une a los pueblos. Feliz el cholo de alma marinera que al regresar recibe la brisa de su mar, palpando la belleza que brota de la Isla de la Plata; la inmensidad de los islotes el Fraile y la Monja en el cabo de San Lorenzo; la caleta de Liguique; la Punta de la Silla y gozar con la prosperidad del desarrollo constructivo y turístico donde floreció la mítica historia de la Diosa Umiña.
No recuerdo en cuál de mis escritos anteriores mencioné a Manta como Ciudad Puerto; sin mencionar su significado en urbanismo; por eso, al mencionarlo no se cubre la importancia que embarga; más lo rescatable es el objetivo, su aplicación y conseguir que las Instituciones, Cámaras, Empresas, Organizaciones Cívicas, Barriales y la ciudadanía aporten con el conocimiento e interés para programar que nuestra  afortunada ciudad y reciba permanentemente el impulso con prioridad en el desarrollo de su puerto para obtener agilidad y eficiencia a las demandas del comercio exterior y competir con los otros puertos del mundo. Las instituciones deberían ser parte del programa, control y evaluación del Plan Regulador con el recurso de los más entendidos, expertos en desarrollo portuario para diseñar avenidas y calles para el tráfico y transporte de la carga portuaria, considerando las facilidades que requiere esta actividad. Así mismo, tenemos  un aeropuerto de extraordinarias condiciones pero desaprovechado, que al ser unidad y complemento con el puerto, multiplicaría el servicio para el comercio mundial.
Mantengo el criterio profesional que las administraciones en general, jamás se han preocupado de equiparar con profesionales debidamente preparados para competir con los otros puertos; su administración doméstica se ha servido de la experiencia del personal que por habilidad más que conocimiento, mantiene un régimen de trabajo aceptable. La presencia de extraños nombrados por politiquería ha perjudicado a nuestra ciudad; hemos probado con un Gerente foráneo retirado de la Armada Nacional que lamentablemente fue parte del fracaso internacional. La indiferencia y hasta irresponsabilidad de la no participación de nuestras instituciones locales son corresponsables de la baja ubicación de nuestro puerto en el concierto portuario mundial.

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: