Actualizado hace: 13 minutos
PICHINCHA
Come y Paga, caserío que derrocha hospitalidad

Los manabitas son campeones para atribuir nombres raros a las personas y a los pueblos, y en ese aspecto el cantón Pichincha sobresale con algunos. En esta edición nos referiremos al sitio Come y Paga.

Martes 15 Junio 2010 | 00:00

El mencionado caserío lo conforman unas 40 familias y alrededor del nombre se han tejido dos versiones. Una de ellas narra el historiador pichinchano Isidro Vera, que asegura que entre 1938 y 1940 en uno de los viajes del padre Luis  María Pinto, debió pernoctar en una casa del lugar porque estaba cayendo la noche.
Según Vera, “la dueña de la casa preparó merienda para el sacerdote, y  al siguiente día cuando el curita se disponía a partir le dio las gracias a  la señora por el hospedaje y la comida, pero la mujer lo sorprendió cuando le dijo: Padre tiene que pagarme la gallina que maté, aquí el que come paga”.
Cuando el sacerdote llegó a Germud -donde hoy es Pichincha- la comunidad le preguntó al sacerdote dónde había pernoctado, y el religioso repondió: “Dormí donde se come y se paga”, según contó Vera.
La otra versión, según Diosmiro Saltos, se remonta al siglo veinte. Dijo que en tiempo de la guerra de los Concha (liberales) un grupo estaba comiendo en una casa de lo que hoy es Come y Paga y fueron asesinados mientras comían. Por eso el nombre.  Es decir que comieron y pagaron (haciendo alusión a caer ingenuamente), según este hombre, de 71 años, que vive en el sector.
Son versiones del origen de este peculiar nombre, pero al recorrer Entrada a Come y Paga, Come y Paga Arriba, En Medio y Abajo, los moradores dicen en su mayoría no conocer con exactitud de dónde surge este distintivo, porque "al contrario de lo que se dice y cree, aquí somos bondadosos”, expresó Segundo Bravo.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala