Martes 27 Enero 2015 | ACTUALIZADO HACE: 3 horas 14 minutos
DESTACADAS
Aníbal Plúa Tagle

Día del Maestro Ecuatoriano

Martes 13 Abril 2010 | 00:00

El 13 de abril no es un día común, es el natalicio del Cosmopolita, del Cervantes de América: Juan María Montalvo Fiallos, maestro de las letras, la dignidad, el honor y la justicia, en cuya memoria se declara a esta fecha el Día Clasico del Maestro Ecuatoriano, declaración efectuada el 29 de mayo de 1920 por el entonces presidente de la República del Ecuador, Alfredo Baquerizo Moreno.


El Día del Maestro es un alto en el tiempo, es la ocasión propicia para reflexionar en nuestra naturaleza humana, es la oportunidad que tenemos los docentes para evaluarnos y saber si la conciencia social puede más que los instintos o estos van mermando la espiritualidad de los seres humanos.
La labor del maestro, de aquel hombre o mujer que tiene la singular capacidad para ser el conductor  de la niñez y la juventud, es noble y elevada; su abnegada tarea para entregar su mensaje de cultura, educación y patriotismo debe ser analizada de diversos ángulos y justipreciada en la medida de su real valía.
Es deber del país, de los gobernantes, exaltar la memoria de los ciudadanos que han dirigido a la niñez, a la juventud y han honrado a la nación; es deber de los gobernantes mejorar el nivel de vida de estos soldados de la patria, es deber de los ecuatorianos reconocer al profesorado o educadores de la nación su trabajo sacrificado y silencioso puesto al servicio de las generaciones, porque los jóvenes son la fuerza y los niños el sueño feliz de la República. En este contexto, la interrogante es: ¿por quiénes aprendieron a leer, a escribir y los buenos valores el presidente de la República, los asambleístas, gobernadores, prefectos, alcaldes, entre otros? La respuesta es muy obvia: por el maestro/a.
El magisterio es una de las fuerzas vivas más grandes, respetables y creadoras del Ecuador que ha realizado obras de grandes dimensiones, ha hecho respetar su clase, sus derechos constitucionales a pesar de una constante escasez de medios. Es preciso reconocer que el maestro ecuatoriano ha vivido una constante renovación espiritual,  siendo un guía en el acontecer nacional, poniéndose a tono con las nuevas corrientes pedagógicas para cumplir con más eficiencia la tarea de su apostolado.
El magisterio ecuatoriano ha sido y es fuerza impulsora de los gobiernos, semilla de inquietudes, paradigma de lucha por la salvación de la patria; sus maestros son los soldados de la ciencia, la técnica, la tecnología y las letras, combatientes de la ignorancia cruel y esclavizadora.
Maestros: "El trabajo dignifica a los pueblos, la educación libera a los hombres, el trabajo y la educación hacen la grandeza de los pueblos libres", no desmayéis, que en vosotros confía la Patria.
 


+ NOTICIAS

La mejora de sueldos en la municipalidad de Manta

Editorial de El Diario | 04:00 Precedido de una discrepancia sobre las propuestas de aumento de sueldos presentadas en el cabildo de Manta, el pleno del mismo acabó autorizando el alza a todos los servidores de esa municipalidad cantonal.

UN DISCURSO CLAVE

Walter O. Andrade Castro | 04:00 Alguna vez leí que el Presidente de EE.UU. debería ser elegido por el mundo porque muchas de sus decisiones afectan al planeta. Con esta lógica entonces, un discurso sobre el Estado de la Unión, el equivalente en nuestro país al mensaje presidencial anual, hay que oírlo como para imaginarse qué rumbo podría tomar el país que ejerce más influencia sobre los acontecimientos mundiales. Básicamente “es un reporte que da el Presidente de EE.UU. al Congreso sobre el estado del país. El discurso es también usado para que el presidente presente sus propuestas legislativas para el año.”

Del rector de la ULEAM

| 04:00 Por el respeto que me merece la opinión pública de Manabí, me veo en la inevitable obligación de aclarar un comentario que se ha publicado en “El Diario” el día 23 de enero/2015, en su página 27A, de autoría del médico deportólogo Orlando Barcía Farías, quien haciéndose eco de una información periodística que se publicó en días pasados con caracteres notables, se afirmó que el suscrito “se jubiló como Docente pero no como Director”.

Sobre el BIESS…

Melvyn O. Herrera C. | 04:00 Mi nota periodística del reciente 5 de enero ¿Crisis en el BIESS?, que desde el título es una interrogación con signos de apertura y cierre -como debe ser en nuestro idioma- sin que por lo mismo sea una “sugerencia” ni afirmación, mereció el 15 de enero en este mismo sitio, una “aclaración” del Econ. Felipe León S. gerente general (e) de tal banco, para con cifras y datos, confirmar lo que yo ya manifesté en dicha nota, al decir que el BIESS “no es uno más de la menospreciada banca, es un banco estatal que captó buena parte del mercado inmobiliario satisfaciendo a innúmeros clientes”.

Una de cal y otra de arena

edison cevallos moreira | 04:00 El país entero fue sorprendido y en gran medida motivado con la suspensión de las elecciones en la Federación Ecuatoriana de Fútbol, convocadas para reelegir al actual titular Ing. Luis Chiriboga por quinta ocasión para ocupar esa dignidad.

K.K. en el banquillo de las dudas

Pedro Vincent Bowen | 04:00 Cuando escribía mi libro “El retorno de Agnelli, buitres sobre Manta”, calificado por Leonardo Macklif como “el identikit de los bandidos” (mayo del 2003), no imaginé que luego de 12 años me volvería a referir a uno de los protagonistas de la obra, mitad real y mitad ficción: Nemen Nader.

El significado de Charlie Hebdo

Childerico Cevallos Caicedo | 04:00 En todo el mundo, miles de ciudadanos se han manifestado condenando la barbarie cometida por yihadistas-islamistas-musulmanes-fundamentalistas, contra la revista satírica francesa Charlie Hebdo.

¡Ahora centralizan hasta los desfiles locales!

EDITORIAL | 04:00 Cada día Ecuador es un país más centralizado. Cada día más decisiones son tomadas en Quito por los gobernantes de turno.

Enero en París

Jaime Vernaza Trujillo | 04:00 C omenzó enero y París entristecía. La otrora ciudad de las luces sentía replicar su dolor en cada paso que daban las más de tres millones de personas que caminaron sus avenidas demostrando, según era la intención, unidad y rechazo a la barbarie a la que terroristas islámicos la han sometido.