DESTACADAS
Plaga de caracoles ataca a los cultivos de arroz en el valle del río Portoviejo
Manabí

Plaga de caracoles ataca a los cultivos de arroz en el valle del río Portoviejo

Domingo 28 Marzo 2010 | 19:56

Las 1.200 hectáreas de arroz de las comunidades Valle Hermoso, Cuatro Esquinas, Las Gilces, Barrio Nuevo, Tamarindo, La Elvira, Corre Agua, es el escenario escogido por una plaga de caracoles para atacar. Ya hay estragos

El origen de la nueva plaga que impide el crecimiento de la planta de arroz no está definido aún. Algunos productores creen que los caracoles viajaron grandes distancias aguas abajo desde las provincias de Guayas y Los Ríos -donde apareció primero la plaga- y llegaron hasta el valle a través de los canales de riego. Otros se atreven a pensar que son producto de la fiebre caracolera que se registró hace varios años en la provincia.
Hace algunos años muchas personas incursionaron en la crianza de caracoles con fines de exportación, pero el rubro del “escargots”, como llaman los franceses al caracol que es utilizado en la alta cocina, al parecer no prosperó, y debido a que la crianza muchas veces se la hacía al aire libre y otras en cautiverio, se presume que son esos caracoles que sobrevivieron y se adueñaron de las parcelas de arroz.
Hay miles de animalitos de todos los tamaños en los tallos de las plantas, mientras que los huevecillos, que son de color rosado, se posan en las gavillas. Algunos cultivos que están atestados de huevos de caracol no parecen arroz sino plantas de tulipanes.
El escenario verde y rosado es hermoso, pero las secuelas son terribles para el agricultor porque los rendimientos han empezado a reducirse, de 75 quintales de arroz que se cultivaban por hectárea ahora sólo llegan a 50.

Perjudicados
Rafael Chica, presidente de la Junta General de Riego; y Freddy Aguirre,  presidente de la Comuna Corre Agua, indicaron que la invasión de caracoles se presentó el año pasado, y por ello se conoce el ataque agresivo de la plaga, porque provocó una disminución de la productividad. “No obtuvimos los rendimientos que habíamos alcanzado”, dijo Aguirre.
“El caracol se come el cultivo cuando la planta tiene unos  15 centímetros. En algunas parcelas hay unos claros enormes, las plantas no crecieron, fueron devoradas”, indicó Chica.
Vicente Delgado y José Peña dijeron que sus cultivos están afectados y que si no se logra controlar la plaga el problema se reflejará en una escasez de arroz, porque los niveles de cosecha seguirán bajando. “Ya no estamos cultivando 75 quintales de arroz por hectárea, en la última cosecha obtuvimos un 40 por ciento menos”, dijo Delgado, mientras señalaba la extensa zona arrocera que ahora es hábitat de caracoles.
Según indicó Aguirre, el problema fue trasladado al Ministerio de Agricultura (MAGAP). “Informamos el caso a Carlos Loayza, quien se comprometió a constatar el problema para elaborar un informe, pero hasta hoy eso no ocurre. Lo que conocimos es que Loayza fue cambiado de área, pero si eso ocurrió, él debió informar a sus superiores lo que está pasando acá”, dijo Aguirre a los otros productores que conversaban con él sobre el problema.


+ NOTICIAS

Invierten 100 mil dólares en concierto por fiestas

Sucre | 04:00 La cantante colombiana Fanny Lu actuará el 1 de noviembre en Bahía de Caráquez como parte de los festejos de cantonización.

Convenio para apoyo rural

AGRO | 04:00 El alcalde de 24 de Mayo, Ramón Vicente Cedeño, dijo que su administración tiene entre sus objetivos la ejecución de un proyecto para mejorar la parte productiva del cantón.

Pocos locales turísticos quedan en El Ceibal

Nuevo puente los afectó | 04:00 “Antes llegaba mucha gente de todos lados. Esto siempre pasaba lleno los fines de semana y feriados”, recuerda con cierta nostalgia Graciela Zambrano, propietaria del comedor Los Palmares, uno de los últimos locales del balneario El Ceibal.

Moradores piden ayuda con el alcantarillado

Paján | 04:00 La ciudadela Juan José San Lucas de Paján, más conocida como La Invasión está soportando varios problemas de insalubridad que ponen en riesgo la salud de más de 400 habitantes de un aproximado de 100 casas que hay en este populoso sector urbano, denuncian sus vecinos.