Viernes 31 Octubre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 28 minutos
DESTACADAS
Nacionales

Bienvenidos al Banco Pichincha

Viernes 26 Marzo 2010 | 11:14

Hace años España dejó de ser un país de emigrantes para convertirse en un país de inmigrantes. La pluralidad cultural, étnica y económica se vio incrementada con la llegada de ecuatorianos, peruanos, marroquíes, venezolanos y así hasta múltiples nacionalidades. Y, por tanto, también las necesidades de una nueva población.

En las estanterías de los supermercados se comenzaba a ver productos impensables hace unos años dirigidos directamente a la demanda inmigrante. Ahora, con una mayor integración y sociabilización, y en plena crisis económica mundial, los bancos extranjeros también llegan a España para satisfacer las necesidades financieras de los inmigrantes.

Caminando por la madrileñas Avenida de la Alfubera o calle Alcalá las joyerías, tiendas de ropa y cafeterías inundan al viandante. De repente, levantas la vista y te encuentras con el Banco Pichincha.

Si no eres ecuatoriano, tu rostro será de sorpresa, si eres uno de los 569.000 ecuatorianos, según cifras del INE, que residen en la actualidad en España estarás frente al banco privado más grande de Ecuador por capitalización y número de depositantes. Estarás en un banco dirigido exclusivamente a la comunidad andina. Estarás en el Banco Pichincha España.

Nombre curioso para este banco, cuyo origen se remonta a 1906 y al volcán Pichincha, situado en las faldas de la capital ecuatoriana. Y, así como el volcán que le da nombre, se ha querido extender por España.

El banco cuenta en Ecuador con 1,8 millones de clientes, activos por 4.500 millones de dólares y depósitos por 4.000 millones de dólares, y constituye la cabeza del Grupo Financiero Pichincha con presencia en Perú, Panamá, Colombia y Estados Unidos.

Objetivo: la comunidad andina

Aunque los inmigrantes latinos no tienen que enfrentarse a las dificultades del idioma cuando llegan a España, sí es cierto que el control de sus finanzas les llega a suponer un problema en un país extraño y con unos bancos que, ahora más que nunca en esta época de crisis, se cierran en banda en multitud de ocasiones. Por ello, el banco Pichincha decidió hace ya tres años aterrizar en uno de los países con mayor cuota de mercado inmigrante.

"El objetivo primero era conseguir la licencia del Ministerio de Economía –publicada el pasado 22 de marzo en el BOE- para poder operar como entidad financiera (...) Nuestra apuesta es estar aquí para cubrir las necesidades de nuestros emigrantes", explica Alejandro Castilla, director general de Banco Pichincha España.

La entidad, que en la actualidad cuenta con 9 puntos de distribución, que empezarán a funcionar como sucursales bancarias en mayo, y que aspira a más de 20 en los próximos cuatro años, centra sus servicios en la banca dirigida a particulares: hipotecas, préstamos, tarjetas, cuentas corrientes. Servicios que en innumerables ocasiones son algo más que una piedra en el camino para los inmigrantes latinoamericanos.

Para Alejandro Castilla, la entidad "nace con la finalidad de apoyar a la comunidad ecuatoriana y andina en España ahora y en el futuro, consciente de que el movimiento migratorio ocurrido no es coyuntural y que los emigrantes andinos en España permanecerán largo tiempo y se desarrollarán aquí en su mayor parte".

Un aterrizaje paciente

La llegada de Pichincha a España ha sido lenta y paciente. Primero a través de una Oficina de Representación, que al no ser entidad financiera con licencia bancaria del Banco de España, tuvo que pactar con otras entidades españolas como La Caixa o el Banco Popular, especialmente a la hora de enviar remesas de dinero a sus países de origen, uno de los servicios más utilizados por este colectivo y que en muchos casos va a acompañado de costes muy altos, que Pichincha, con su llegada, redujo bastante.

A través de esta oficina de representación se fue creando una especie de red de sucursales, que fue sobre la que nació el pasado mes de diciembre Banco Pichincha España. "Tratamos de dar un servicio amplio a los ecuatorianos que residen en España", ha asegurado en más de una ocasión José Luis Tirador, representante de la entidad en España.

La preocupación de este banco por su público objetivo es tal que como explica Castilla incluso la selección de personal se hizo pensando especialmente en la comunidad andina. "La selección del equipo humano era muy importante. Era esencial que habláramos el mismo idioma que nuestro público objetivo".

La entidad financiera tiene clara su permanencia en España. La difícil situación de desempleo que vive España y que para otras entidades pudiera haber supuesto un freno en su expansión y asentamiento para Pichincha España es un auténtico resto, "un momento más que adecuado", como asegura Castilla. "Aspiramos a una cuota muy significativa de mercado", señala.

El banco tiene una calificación de AAA-, la más alta concedida por la agencia de medición de riesgos Pacific Credit Rating a un banco latinoamericano.


LO + LEÍDO

Tweets por @eldiarioec