Actualizado hace: 2 horas 7 minutos
La Marea
El peligro de la energía al extremo

Aunque aseguran brindar energía al máximo, el contenido de las bebidas energizantes puede causar problemas de salud.

Martes 05 Enero 2010 | 16:29


Sensación de júbilo, bienestar y euforia son algunos de los efectos que experimentan las personas que consumen bebidas energizantes.
La nutricionista Rossanna Loor señala que lo que sucede en el cuerpo es un estímulo al sistema nervioso central, que brinda vitalidad traducida en ausencia de sueño muy diferente a la energía normal.

 diferenciar. Hay que diferenciar entre una bebida hidratante con una energizante.
Las primeras son las que contienen sales minerales y vitaminas para, como su nombre lo indica, hidratar como Gatorade, Powerade y Profit.
Mientras que las energizantes son las que contienen cafeína, por ejemplo: Red Bull, Volcán y V220.
Un energizante se puede beber dos horas antes de realizar una actividad deportiva y dos horas después, porque los músculos se relajan y se llenan de calorías. O cuando una persona ha pasado una noche de fiesta y al siguiente día tiene que trabajar.
La finalidad de esta bebida es brindar energías que el cuerpo ha perdido o va a perder para equilibrarlas en el organismo y que así no se sienta fatigado.

 los problemas. La nutricionista señala que el grave problema que existe es que la mayoría de personas no sólo beben un energizante en el día, sino dos y más. Y mucho más perjudicial es combinar esta bebida con alcohol.
A más de cafeína (droga estimulante), estas bebidas también contienen taurina (es un ácido orgánico que es el principal componente de la bilis), estos líquidos pueden producir daños irreversibles en el riñón, corazón y sistema circulatorio, además de provocar taquicardia, ansiedad, desesperación y sed, y causar otros daños mayores.
Especialistas del Seguro Social de México informan que hasta un 60 por ciento de los jóvenes, de entre 16 y 30 años de edad, son quienes más ingieren estos productos que, combinados con alcohol, incrementan dichos efectos.

 en el gimnasio. Omar Patiño tiene 35 años y lleva 12 años entrenando en varios gimnasios.
Comenta que en una ocasión tomó un energizante antes de hacer su rutina de ejercicios y se sintió acelerado.
“No estoy de acuerdo con que se beban energizantes porque según lo que he leído en internet es algo fatal”, añadió.
Para Patiño no hay mejor energía para un deportista que alimentarse bien.
En Alemania se extendió en junio de este año la prohibición de comercializar la bebida Red Bull, considerada por las autoridades un estupefaciente, al detectarse que contiene restos de cocaína.
La empresa Red Bull rechazó la medida y aduce que “los extractos de hojas de coca descocainadas son utilizadas como aromático en todo el mundo”, que está autorizado tanto en la Unión Europea como en Estados Unidos.

 alimentaciÓn. Estas bebidas también inhiben el apetito, por lo que tienen una estrecha relación con trastornos alimenticios como la anorexia.
Regularmente la gente bebe energizantes cuando asiste a bares, fiestas o discotecas, con la finalidad de evitar el sueño.
Pero, las combinan con sustancias etílicas que provocan deshidratación, y al pasar el efecto la persona presenta dolores de cabeza, hipertensión, dilatación de pupilas, vómito, hiperactividad y nerviosismo.
Ante la presencia de esos síntomas, y en especial taquicardia, se debe acudir al médico, se hayan o no combinado los energizantes con alcohol, puesto que la sangre se espesa y se forman coágulos que pueden derivar en infartos (renales o al miocardio) sin importar la edad de los consumidores.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala