Actualizado hace: 6 minutos
Feriado
La preferencia de bañistas cambió por los aguajes

A diferencia del primer día del año, ayer los balnearios estuvieron menos saturados.

Sábado 02 Enero 2010 | 19:56

El flujo de bañistas a las playas de Manta, Crucita, San Jacinto, San Clemente disminuyó. No obstante, hoy se prevé que haya una mayor concurrencia, aunque los turistas de la Sierra y de otros puntos de la geografía ecuatoriana retornarán temprano a sus lugares de origen.
Según varios bañistas y lugareños consultados, la baja concurrencia de turistas ayer se debió al aguaje pronosticado, ya que el agua del mar llegó hasta los restaurantes del Parque del Marisco, en Tarqui; mientras que en la playa El Murciélago el agua originó una poza justo delante del malecón escénico.
Sin embargo, los balnearios de Manta lucieron limpios de basura ante el trabajo desplegado por los 40 obreros contratados por la municipalidad para el feriado.
La presencia de marinos de la Capitanía y varias patrullas como cuadrones conducidas por elementos de vigilancia también fue algo muy bien visto por los pocos turistas que llegaron a las playas buscando entretenimiento.

Inauguran discoteca

A lo largo de la avenida Flavio Reyes desde la tarde de ayer se vieron muchos vehículos con familias enteras paseando por el sector. Allí se preparaba la inauguración de una nueva discoteca en la esquina de la mencionada avenida y la avenida 17.
Los mercados lucieron normales, los comerciantes abrieron sus locales tanto en el centro de abasto de Tarqui cuanto en el Mercado Central.
La terminal terrestre recibió a muchos pasajeros que buscaban trasladarse a otros puntos turísticos de la ciudad.
Aunque algunos centros de diversión como Casa Blanca, Piscina York, Complejo San Luis, Tierra Dorada, Sinaí y otros también recibieron muchos visitantes.

Balnearios de  agua dulce
La agitación del mar provocó que muchos bañistas buscaran otras alternativas como las piscinas y los balnearios de agua dulce.
En Rocafuerte los balnearios de El Ceibal y Puerto Loor se llenaron de mucho público, lo que dificultó el flujo normal de vehículos en las vías.
Sin embargo, las condiciones mejoraron para los expendores de alimentos y refrescos, quienes vieron cómo mejoraron sus ventas de forma inesperada.
El primero de enero el embotellamiento de carros en la vía San Clemente-San Jacinto-Charapotó Rocafuerte, se dio desde las dos de la tarde, ya que mucha gente retornó a esa hora buscando un lugar más seguro para pasar el resto de la tarde. Muchos se fueron quedando en Sosote, degustando la especialidad de esta zona, las morcillas.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala