Actualizado hace: 37 minutos
Internacionales
Con unos 14.000 muertos, América pone sus esperanzas del 2010 en la vacuna

América, origen de la pandemia de gripe A y la zona más afectada del mundo por la enfermedad, cierra 2009 con la mira puesta en vacunar a su población e intentar poner bajo control a la mayor amenaza sanitaria que vivió el mundo este año.

Jueves 31 Diciembre 2009 | 13:24

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció la semana pasada que el mal ha provocado oficialmente 11.516 muertes en 208 países y territorios, solo en el continente americano las estadísticas oficiales apuntan a unas 14.000 víctimas fatales.
Por esto, la mayor preocupación actual es la distribución de la vacuna contra la gripe A, como sucede en EE.UU., la nación más afectada por la pandemia.
Aunque el Gobierno dejó hace algunos meses de emitir cifras específicas sobre el virus H1N1, Thomas Frieden, del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), indicó a mediados de este mes que se calcula que en EE.UU. se han dado unos 50 millones de casos y "lamentablemente, casi 10.000 muertes".
Para prevenir más casos, el ejemplo empieza por el presidente Barack Obama y su esposa, Michelle, quienes se vacunaron la semana pasada, después de que lo hicieran en octubre sus hijas, Sasha y Malia.
La semana antepasada la secretaria de Sanidad estadounidense, Kathleen Sebelius, anunció que su país dispone de cerca de 100 millones de dosis de vacunas.
México, la primera nación donde se detectó el virus H1N1, espera salir de la situación epidémica en tres o cuatro meses, según dijo esta semana a Efe el comisionado nacional para la Influenza, Alejandro Macías.
"La OMS acaba de aclarar que la pandemia se va a mantener durante todo un año más. Pero yo creo que en México la pandemia se va a resolver por ahí de marzo o abril", declaró.
Hasta el pasado 23 de diciembre, en este país se habían registrado 68.123 contagios y 823 defunciones, agregó.
En Argentina, que hasta el pasado día 18 había confirmado 11.458 enfermos y 617 muertos por el mal, la presidenta Cristina Fernández comprometió este martes nueve millones de vacunas, fabricadas en el país, para combatir el virus H1N1 durante 2010.
En Venezuela hasta el 23 de diciembre habían muerto 121 personas infectadas con el virus H1N1, de 2.742 casos confirmados.
El ministro venezolano de Salud, Carlos Rotondaro, dijo el pasado septiembre que el Gobierno invertirá 25 millones de dólares en la compra de 5 millones de vacunas, que serán distribuidas gratuitamente entre la población en 2010.
Según los últimos datos facilitados por el Ministerio peruano de Salud, en ese país se habían registrado hasta el 10 de diciembre 203 muertos de 9.062 casos confirmados.
Este mes, el ministro de Salud, Óscar Ugarte, dio a conocer el plan de vacunación contra la gripe A en Perú, que beneficiará a unas 3 millones de personas, 10 por ciento de la población. El operativo de vacunación se iniciará el próximo 15 de enero.
Por su parte, el ministro de Salud de Bolivia, Ramiro Tapia, adelantó el martes que a finales de enero próximo su país contará con dicha vacuna, de la que, explicó, su Gobierno solicitará un millón de dosis para la población más vulnerable.
El jefe nacional de Epidemiología, René Lenis, informó este miércoles que el número de muertes es de 59, entre 2.300 enfermos. Según Lenis, en diciembre no se ha reportado ningún caso.
Por el contrario, en Puerto Rico la evolución no es tan buena. El Departamento de Salud (DS) anunció el miércoles que cuatro personas más murieron a causa de la gripe A, con lo que la cifra total de fallecidos se eleva a 54. Los contagios son 1.195.
Algo similar sucede en Canadá, donde 9 de los 410 decesos causados por el virus AH1N1 se produjeron entre el 23 y el 30 de diciembre, según cifras oficiales.
Brasil, entre tanto, cierra 2009 con 27.850 casos de gripe A, de los que 1.623 terminaron con la muerte del enfermo, según el último balance oficial del Ministerio de Salud.
Entre los fallecidos, al menos 54% presentaba una situación de riesgo como obesidad mórbida, enfermedades renales o de otro tipo, la mayoría problemas cardiovasculares.
Un caso similar vive Chile, donde el 63% de las 150 víctimas fatales padecía alguna enfermedad crónica, como el asma, según el más reciente informe del Ministerio de Salud.
De acuerdo con ese informe, difundido a comienzos de diciembre, en 2009 ha habido 367.865 afectados.
En Colombia, según datos del Ministerio de la Protección Social revelados el martes, llegó a 196 la cifra de muertes por el virus H1N1, de 3.405 casos confirmados, entre los que se incluye al presidente Álvaro Uribe, que estuvo afectado en agosto pasado.
En Ecuador, donde la enfermedad le costó la vida al jefe de Seguridad de la Presidencia, hasta el 17 de diciembre había 1.980 contagiados y 96 muertos, según el Ministerio de Salud.
A su vez, Paraguay mantiene la alerta epidemiológica por la gripe A, que ha causado 46 muertes de 987 infectados.
En Centroamérica, las autoridades dicen que la presencia de la enfermedad ha ido decayendo. Costa Rica continúa a la cabeza en lo que respecta a muertes, con 47, de más de 1.500 contagiados, grupo en el que también estuvo el presidente del país, Óscar Arias.
A Costa Rica le siguen El Salvador (31 muertos de 843 afectados), Guatemala (18 de 1.092), Honduras (16 de 611), Nicaragua (11 de 2.000) y Panamá (11 de 809).
En Uruguay, la epidemia mató a 24 personas hasta agosto, última fecha en la que se dieron cifras oficiales.
Por último, Cuba, según dijo el 20 de diciembre el presidente Raúl Castro, ha tenido 41 fallecimientos de 973 contagiados, mientras que República Dominicana ha confirmado 22 decesos y 464 afectados por la gripe A.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala