Actualizado hace: 8 horas 3 minutos
Internacionales
Mujer que derribó a papa durante Misa de Gallo ya lo intentó hace un año

Susanna Maiolo, la mujer de nacionalidad suiza e italiana, sufre problemas psicológicos y fue internada en un centro médico de Roma.

Viernes 25 Diciembre 2009 | 11:30

Cuando se el preguntó a un portavoz de El Vaticano por qué se había permitido el ingreso de Maiolo a San Pedro, pese a que ya había intentado abordar al Papa durante la Misa de Gallo del año pasado, señaló que "no parecía peligrosa".

El Vaticano defendió hoy las medidas de seguridad que rodean al papa Benedicto XVI, después de que una mujer saltara sobre el pontífice y lo hiciera caer al suelo durante la Misa de Gallo celebrada la víspera.

Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, señaló que es imposible establecer "un blindaje al 100 por ciento" en torno al Papa, puesto que eso le impediría ejercer su misión pastoral entre los fieles.

El deseo de Benedicto de estar en contacto con sus seguidores hace difícil impedir incidentes como el de anoche, cuando una mujer llamada Susanna Maiolo se abalanzó sobre el pontífice de 82 años, lo tomó de la túnica y lo hizo caerse durante la multitudinaria misa en la Basílica de San Pedro, añadió Lombardi.

Poco después de la caída, el Papa se levantó con la ayuda de sus asistentes y volvió a empuñar la cruz de oro que estaba portando cuando se dirigía en procesión hacia el altar de la basílica.

El cardenal francés Roger Etchegarray, de 87 años, quien también cayó al suelo durante el tumulto ocasionado por Maiolo, sufrió la fractura de un fémur y tiene que ser operado en un hospital de Roma, informó Lombardi.

Al ser preguntado sobre por qué se había permitido el ingreso a San Pedro de Maiolo, pese a que ya había intentado abordar al Papa durante la Misa de Gallo del año pasado, el portavoz señaló que "no parecía peligrosa".

La mujer, de nacionalidad suiza e italiana, sufre problemas psicológicos y fue internada en un centro médico de Roma.

Sobre una posible acción legal contra Maiolo, Lombardi comentó con una sonrisa: "La Justicia de la Santa Sede suele ser benevolente".

Maiolo no es la primera persona que intenta abordar al Papa durante un acto público. En junio de 2007, un joven alemán intentó saltar dentro del papamóvil cuando Benedicto era trasladado por la Plaza de San Pedro.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala