Actualizado hace: 1 hora 57 minutos
Portoviejo
Adquisiciones de última hora y el consumo se multiplica

Carlos Carreño, su esposa e hijo recién ayer salieron a comprar algunos regalos, que como cada año, no pueden faltar en la celebración de la Nochebuena.

Miércoles 23 Diciembre 2009 | 19:44

Carreño indicó que por motivos de trabajo no tuvo tiempo de salir antes, pero lo importante es que consiguió todo lo que quería. Y es que como él, son miles de personas que dejan a última hora la adquisición de regalos, comida u otras cosas para la navidad.
Esto se reflejó en las calles céntricas de la ciudad, donde se hace dificultoso caminar ante tanta aglomeración de gente. Si durante la semana se había intensificado el comercio, ayer fue más.
Dinero
En las entidades bancarias también se pudo evidenciar una intensa actividad. Tanto en los interiores como en los cajeros automáticos se encontraba a decenas de personas, que en su mayoría iban a sacar sus ahorros o el bono navideño para irse de compras.
Es el caso de Rubén Macías, quien indicó que recién cobró el décimo tercer sueldo y que se dirigía a conseguir regalos para sus padres, su esposa, hijos y algunos sobrinos.
En cambio, Rosa Medranda,  a quien se la encontró en un comercial de víveres, señaló que ya compró todos sus regalos con el décimo, pero ayer salió por unos alimentos para preparar la cena navideña que disfrutará con toda su familia.
Comercio
Aunque algunos comerciantes se quejan que las ventas no han sido muy buenas, para Vicente Mera, quien expende ropa en la calle Chile, el mejor regalo de navidad que ha tenido son las magníficas ganancias que le ha dado su negocio. “No me quejo, tal vez no ha sido como otros años, pero sí se ha ganado”, comentó.
Para el control de los cientos de negocios informales que se han apostado en las calles, el departamento de Comisarías y Policía municipal asignó a 15 personas, que tratan de poner orden durante el día.
Caos
Lo que también ha aumentado junto a las compras de última hora es la circulación de los vehículos.
Es tanto el caos que se forma en las calles que ni siquiera los 120 efectivos de la policía de tránsito asignados al control de la ciudad se abastecen.
“La cosa está súper difícil, llevó casi media hora tratando de buscar un espacio para estacionarme y no encuentro”, dijo Juan Carlos Alcívar, quien llevó a su mamá y esposa a hacer algunas
compras al centro de la ciudad.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala