Actualizado hace: 2 horas 52 minutos
Actualidad
El espíritu navideño le ganó a la crisis económica

La Navidad; época de amor y paz, también es época para compartir con los demás sin esperar nada a cambio. La crisis económica por la que cruza el país no ha sido inconveniente para que las personas de nuestra ciudad disfruten de estas fechas.

Martes 22 Diciembre 2009 | 17:02

Un ejemplo muy claro de ello son los niños de las escuela fiscal Centro Escolar Francisco Pacheco, quienes a pesar de que el Ministerio de Educación prohibiera las cuotas para  comprar juguetes, celebraron con mucha alegría su fiesta de navidad.
“Más abajo” gritaba entre risa Alexa Vázcones a su amiga Helen Mero,  a quien tenía de las dos manos para que sus 28 compañeros pasaran abajo de ellas mientras bailaban el tradicional “baile del palo”.


En su aula no se observaba ningún papel de regalo roto y mucho menos un regalo;  sólo globos, serpentinas y vasitos con gelatinas, que sus padres habían preparado para ellos.
Al ver la cámara de eldiarioec, todos gritaban “Yo quiero, yo quiero” y su profesor Enrique Delgado  quien logró recuperar el orden, manifestó que este año  los padres de familia se unieron para poder festejarles a sus hijos la Navidad de manera muy sencilla.


En otra aula se encontraban dos madres de familia revolviendo con cucharones el arroz con pollo que tenían en grandes pailas, el mismo que iría a ser servido minutos más tarde en el aula de sus hijos.  “Este año como era difícil  invertir en juguetes, cada padre de familia apoyó con un ingrediente para poder festejar a los niños”· dijo Janeth Espinoza tía de un estudiante. Mientras que  María Macias  expresó con una sonrisa “ No hay mayor satisfacción que ver a nuestros hijos felices, a pesar de que no reciben  ningún  regalo material... pero esto que hacemos por ellos vale más que cualquier juguete” lo afirma con un suspiro.
La música era el complemento perfecto de la mañana, en el patio de la escuela estaba un señor que tocaba el piano y cantaba junto a uno de sus amigos, pero eran pocos los niños que le prestaba atención, pues la mayoría estaban en sus aulas bailando al son del popular  reguetón, mientras que sus padres los observaban sentados desde los pupitres.

“A mi me gusta mucho esta fiesta, para mí es la mejor de todos los años por que he sentido mucho ánimo” decía  Octavio Espinales de 8 años. “Esto es muy divertido y sobre todo me gusta por que bailamos mucho”Laila Zambrano
“Ellos y todos los niños de las escuelas fiscales se convirtieron en un ejemplo para aquellos que piensan que la Navidad es sólo regalos.  Pues estos niños nos enseñan que se puede ser feliz en estas épocas tan sólo compartiendo un rato de alegría, entregando todo de sí, sin esperar nada a cambio” exclamó nuevamente María Macías.

Redacción: Eldiario.ec

Fotos: Dario Hernández
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala