Actualizado hace: 24 minutos
Portoviejo
La Navidad se vive en las calles intensamente

Faltando siete días para la Navidad, el ambiente de fiesta ya se siente en la ciudad.

Jueves 17 Diciembre 2009 | 20:32

Algunas calles han sido cerradas al paso vehicular para que allí puedan trabajar los comerciantes minoristas que llegan a la urbe aprovechando que esta es una temporada de regalos.
En esta situación se encuentran las calles Chile desde la 9 de Octubre hasta la Alajuela, y la Córdova desde la Francisco de P. Moreira hasta la Alajuela, pero las autoridades municipales no descartar peatonizar otras vías para dar facilidades a los comerciantes y a los compradores.
La  Francisco de P. Moreira está abierta al paso vehicular, al igual que la Alajuela.

Precios y calidad
En medio de un mar de personas que buscan algo que regalar a su seres queridos, estaba Miriam Suárez, quien ayer salió para conocer los precios de los regalos que posiblemente entregará a sus hijos.
Junto a varias amigas, el ama de casa recorrió varios de los puestos que se ubicaron en la calle Olmedo, frente al parque Eloy Alfaro.
Una muñeca que cantaba le llamó la atención, preguntó por el precio y el vendedor le dijo que costaba 30 dólares; Suárez no la encontró cara, pero no se animó a comprarla.
"He encontrado cosas caras y baratas, pero por ahora sólo estoy conociendo precios", dijo mientras avanzaba entre los improvisados quioscos de lona y plásticos.

Ventas bajas
Ángela Pachay es comerciante minorista de la calle Chile desde hace 16 años, ella cambia de mercadería de acuerdo a la temporada; por ahora vende juguetes y luces para adornar los árboles de Navidad.
Ella explicó que las ventas han estado bajas, pero que confía en que la situación cambie la próxima semana.
El comerciante José Vélez ocupa uno de los quioskos de la calle Olmedo; él dijo que esperaba que al pagarse el décimo tercer sueldo, los empleados de las entidades públicas y privadas vayan hasta la feria a realizar sus compras.

Molestias
Pese a que los comerciantes y los posibles compradores consideran que el cierre de ciertas calles facilita las compras, conductores como Remigio Macías no aprueban la peatonización de las calles, porque el caos vehicular que se forma en algunas arterias provoca malestar.
"Para llegar desde el centro a la avenida Universitaria siempre paso por la calle Chile, pero ahora debo avanzar hasta la avenida Manabí, dar la vuelta por la América y recién allí salgo mi destino", dijo molesto mientras esperaba atrapado en una larga fila de vehículos.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala