Actualizado hace: 18 minutos
El Carmen
Mujer fue velada durante cuatro días estando aún viva

Aunque pareciera una narración extraída de un cuento, para los familiares de María Virginia Cevallos (67) es una cruda realidad, pues a los cuatro días de habérsela velado dentro de un ataúd se comprobó que recién la tarde de ayer martes dejó de existir.

Martes 15 Diciembre 2009 | 19:56

María Cevallos era oriunda de Rocafuerte y hace aproximadamente 45 años se radicó en la comunidad Las Delicias, de la vía que comunica a El Carmen con Santo Domingo de los Tsáchilas, donde procreó 13 hijos.
Aunque hace 5 años empezó a padecer de diabetes, la vida y  salud de María Virginia aparentaban ser normal, pero el pasado viernes ella manifestó que sentía una dolencia en el pecho y brazo izquierdo, por lo que fue llevada a una clínica de Santo Domingo, donde los galenos expresaron que tenía coágulos de sangre en el corazón y debían administrarle el correspondiente medicamento.
Estando asilada en la clínica, aproximadamente las 05h00 del sábado la anciana empezó a sentir una especie de asfixia, por lo que quienes la acompañaban alertaron a los médicos, quienes se encerraron con ella  hasta  que al poco rato asomaron con la fatal noticia, doña María Virginia acababa de fallecer, producto de un paro cardiaco.
En medio del dolor que causó el deceso de la señora, sus hijos contrataron la funeraria y la regresaron dentro de un ataúd hasta Las Delicias, para velarla y darle cristiana sepultura. Pero al transcurrir las horas su cuerpo continuó con el mismo semblante que tuvo en vida, lo que hizo que tanto la familia como sus conocidos empezaran a rumorar sobre si en verdad estaba muerta y si se debía sepultarla o no.
El sepelio debió realizarse el domingo, pero el cuerpo de María Virginia continuó tibio, frágil y con aparentes signos vitales. Los tres médicos que fueron llevados para examinarla aseguraron que efectivamente estaba muerta, pero hasta el párroco del lugar contradecía esa aseveración, indicando que era un caso parecido al de la Virgen Narcisa de Jesús y el lunes le dio el sacramento del santo óleo.
Ayer martes era el cuarto día que María Cevallos estaba siendo velada y mantenía la misma apariencia, pero hasta las flores que adornaban el féretro habían marchitado, por lo que ya en la tarde su familia decidió llevarla a Santo Domingo para salir de toda duda.  Cuentan quienes la transportaban en la ambulancia que en el trayecto cambió su semblante y  precisamente  el especialista que luego le realizó el correspondiente examen manifestó que hacía pocos minutos ella había fallecido.
Resignados con el veredicto final del médico, la familia de la señora retornó para continuar su velación hasta hoy miércoles que será sepultada en la misma comunidad de Las Delicias.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala