Actualizado hace: 3 horas 3 minutos
Internacionales
Comienza reunión de alto nivel en cumbre de Copenhague
Jefes de Estado y representantes de más de un centenar de países han llegado a Dinamarca para participar de la cumbre de la ONU.

Una reunión de alto nivel, con la participación de jefes de Estado, comenzó este martes en el palacio de congresos donde se celebra la cumbre sobre el cambio climático.

Martes 15 Diciembre 2009 | 17:25

Cinco presidentes representarán a América Latina, una de las regiones con mayor biodiversidad y reservas naturales del mundo, en las reuniones plenarias con las que esta semana concluirá la Cumbre sobre el Cambio Climático de Copenhague.
Se trata de Evo Morales, de Bolivia, Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil, Álvaro Uribe, de Colombia, Felipe Calderón, de México, y Hugo Chávez, de Venezuela, que han viajado ya o están a punto de hacerlo hacia la capital danesa.
Además, el resto de países latinoamericanos está ampliamente representado en la conferencia por ministros de medio ambiente, cancilleres o incluso vicepresidentes.
Según la Presidencia de México, el presidente Calderón será el primer orador de la sesión plenaria del Segmento de Alto Nivel de la Conferencia "en reconocimiento al liderazgo de México en la lucha contra el cambio climático".
México ha propuesto la creación de un Fondo Verde que permitiría asegurar un flujo anual estable y predecible de recursos y generaría beneficios concretos para los países en desarrollo.
El presidente brasileño, que emprendió hoy viaje a Copenhague, también se ha destacado por su activismo contra el cambio climático, de lo que da muestra la nutrida delegación de Brasil en la conferencia, compuesta por más de 700 personas, entre ministros, parlamentarios, empresarios, ecologistas, científicos y personalidades de la cultura.
En la capital danesa Lula dará a conocer que Brasil se ha fijado como meta reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero de aquí hasta el 2020, en un rango de 36,1% a 38,9 %, lo que se logrará sobre todo con una disminución del ritmo de deforestación amazónica.
Además, el Gobierno brasileño ha anunciado la creación de un Fondo de Cambios Climáticos, que se nutrirá con 1.000 millones de reales (unos 579,7 millones de dólares) de las ganancias del país por explotación petrolera.
El colombiano Uribe, que también viaja hoy a Copenhague, defenderá en la Conferencia la necesidad de que los países industrializados asuman un compromiso mayor para combatir el calentamiento global, pues ellos "son los que generan mayor número de emisiones".
Los presidentes Evo Morales y Hugo Chávez viajaron juntos el lunes por la noche a Copenhague desde La Habana, donde participaron en una reunión de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) en la que se fijó una posición común de sus integrantes sobre el cambio climático.
El documento defiende la validez y vigencia de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y su Protocolo de Kioto y rechaza "categóricamente" los intentos de "hacer fenecer estos instrumentos, anularlos o sustituirlos por nuevos acuerdos que erosionen o alteren las obligaciones jurídicamente vinculantes que en ellos contrajeron".
Según los líderes de la ALBA, la crisis ambiental "es consecuencia del sistema capitalista, del prolongado e insostenible patrón de producción y de consumo de los países desarrollados, de la aplicación e imposición al resto del mundo de un modelo de desarrollo absolutamente depredador".
Chávez anunció el domingo que él y Morales hablarán en Copenhague con "una sola voz" en nombre de la ALBA, compuesta por Bolivia, Cuba, Ecuador, Honduras, Nicaragua, Venezuela y los caribeños Dominica, San Vicente y las Granadinas y Antigua y Barbuda.
El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, el primer ministro danés, Lars Løkke Rasmussen, el príncipe heredero de Dinamarca, Federico, y el príncipe Carlos de Gales son algunos de los asistentes.
Rasmussen afirmó que esta cumbre "constituye una oportunidad que el mundo no puede permitirse el lujo de perder" y añadió: "tenemos tiempo hasta finales de esta semana para lograrlo".
"El mundo está aguantando la respiración" a la espera de que la conferencia logre "un acuerdo justo y ambicioso", dijo, en alusión al tratado que se está negociando en un clima de enfrentamiento y acusaciones entre las delegaciones de 192 países.
Por su parte, Ban Ki-moon, afirmó que "este es el momento de que los esfuerzos de tres años se reduzcan a tres días de acción y negociaciones", que deberán llevar a cabo los 113 líderes mundiales a partir de mañana.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala