Actualizado hace: 13 minutos
Tabú
5 posturas sexuales que ¿aún no conoces? ¡Prepárate para una noche fogosa!

Acaba con la rutina en el dormitorio y propón a tu pareja algunas de las posturas que te explicamos paso a paso.

Lunes 07 Diciembre 2009 | 15:39

En el sexo, como en casi todo, es muy fácil caer en la rutina, un arma mortal para la chispa que hay en la pareja. Para hacer que cada encuentro sexual sea especial debes recurrir a la imaginación. Utilizar juguetes, cambiar de escenario o probar nuevas posturas suele ayudar a mejorar la vida sexual.Si estás harta de las posturas tradicionales y el Kamasutra te llama la atención, no busques más, Nosotras te proponemos cinco alternativas más que placenteras. ¿Preparada?
El jinete
Es una postura muy fácil y placentera para los dos sexos. El hombre se tumba boca arriba y ella se sienta a horcajadas sobre él, dándole la espalda. Si tienes bastante fuerza en las piernas, puedes colocarte de cuclillas en vez de sentarte.
En esta postura la mujer tiene todo el control, ella elige la profundidad de penetración y el movimiento. En relación a éste, puede moverse describiendo círculos, dando envites o ascendiendo y descendiendo. Otra opción es quedarse quieta y ejercer presión sobre el pene con los músculos de la vagina.
El abrazo profundo (Indrani en el Kamasutra)
En esta posición la mujer siente que la penetración es muy profunda, pues tiene las rodillas pegadas al pecho. El único requisito para llevarla a cabo es que la mujer esté muy excitada, en caso contrario puede resultar un tanto incómoda.
Existen muchas variaciones de esta postura. La mujer puede cruzar los pies por detrás de la espalda del hombre, bajar las piernas en la clásica posición del misionero, apoyar los pies sobre los hombros de él,...
Consejo: los movimientos deben ser pausados para disfrutar al máximo de la relación sexual.
Al encuentro del hombre
Ella se tumba boca arribacon un almohadón bajo el trasero. El hombre se coloca entre sus piernas, de cara a ella y arrodillado. Él puede soportar su peso apoyándose sobre la cintura de ella.
El almohadón hace que la pelvis de se eleve, lo que facilita la penetración y hace que sea más profunda. Esta posición permite que cualquiera de los dos marque el ritmo: él puede moverse de alante a atrás y ella levantar y bajar la pelvis.
La silla
Es una postura perfecta para un "aquí te pillo, aquí te mato". El hombre se sienta en una silla y ella, simplemente, se coloca a horcajadas sobre él. La pareja puede estar desnuda o, en un momento de calentón, desnudarse sólo de cintura para abajo.
La mujer controla los movimientos, puede descilar el pene dentro y fuera de su cuerpo levantándose y sentándose de nuevo. Para una penetración más profunda, puede apoyar los pies en el asiento y sostenerse enlazando los brazos por detrás del cuello del hombre.
El arco tenso
Tanto el hombre como la mujer se tumban de lado, él se coloca detrás de ella y la mujer atrapa las piernas de él entre las suyas. En esta posición, él la penetra mientras apoya sus manos en los hombros de ella.
Es una postura perfecta para un ritmo pausado, no se requiere presión y ambos tienen libertad de movimiento, por lo que pueden excitarse a ellos mismos durante la penetración.

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala