Actualizado hace: 1 hora 5 minutos
Nacionales
Hasta 18 000 millones de dólares para frenar deforestación de Amazonía

Brasil está en condiciones de frenar totalmente el proceso de deforestación de la Amazonía hasta 2020, pero para ello necesitará recursos adicionales por entre 6 500 y 18 000 millones de dólares, revela un estudio de expertos brasileños y estadounidenses publicado hoy en la revista "Science".

Viernes 04 Diciembre 2009 | 13:46

"Es una meta perfectamente realizable", aseguró al diario brasileño "O Estado de Sao Paulo" uno de los autores del estudio, el jefe del programa de Cambio Climático del Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía (IPAM), Paulo Moutinho.
El ecologista considera que Brasil tiene condiciones para alcanzar una tasa cero de deforestación de la Amazonía hasta 2020, en lugar de la meta de reducirla en un 80 por ciento, como propondrá el país ante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se iniciará la semana próxima en Copenhague. "Creemos que es posible ir más allá del 80 por ciento y llegar a Copenhague con un número mucho más fuerte", expresó Moutinho, quien aseguró que el proyecto debería ser financiado por las naciones industrializadas, mediante la compra de créditos de carbono y otros mecanismos de financiación ambiental.
"Lo más probable y justo es que ese dinero venga de otros países", dijo el experto estadounidense Daniel Nepstad, del Woods Hole Research Center, quien defiende que se apruebe en Copenhague el mecanismo Redd, que propone compensaciones financieras para los que logren evitar la deforestación y así reducir el calentamiento global.
Otro de los autores del estudio, el brasileño Britaldo Soares Filho, apuntó que la reducción de la deforestación "es la manera más barata de reducir emisiones", y por ello Brasil, que alberga en el norte de su territorio la mayor reserva de bosques tropicales del mundo, "no puede perder esa oportunidad".
Si lograra frenar totalmente la deforestación en la Amazonía, Brasil dejaría de destruir, hasta 2020, 153 000 kilómetros cuadrados de bosques, lo que evitaría la emisión de 6 200 millones de toneladas de gases causantes del llamado efecto invernadero, o sea, un tres por ciento de las emisiones responsables del cambio climático.
Entre agosto del año pasado y julio último, desaparecieron más de 7 000 kilómetros cuadrados de bosques de la Amazonía brasileña, lo que fue festejado por el gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva como la tasa más baja en dos décadas.
La superficie deforestada representa poco más de la cuarta parte de los 27 000 kilómetros cuadrados destruidos en 2004. Sin embargo, Mourinho considera que la disminución de la deforestación se debe, al menos en parte, a la caída en los precios internacionales de soja y de carne, y advirtió del riesgo de una reversión de esa tendencia.
"Todavía no hemos enfrentado la prueba de fuego, que será mantener la caída de la deforestación frente a un alza en los precios de 'commodities'. Vivimos una situación favorable, pero todavía frágil", expresó. El estudio titulado "El Fin de la Deforestación en la Amazonía Brasileña" afirma que un combate eficaz a la deforestación demanda pesadas inversiones para impulsar actividades económicas sostenibles para la población que vive en la foresta, estímulos financieros para hacendados y ganaderos que respeten el medio ambiente, más fiscalización en la región amazónica e inversiones en la gestión de áreas de protección ambiental.
El artículo fue elaborado por expertos del IPAM, del Woods Hole Research Center, de las universidades Rey Juan Carlos, de España, Federal de Minas Gerais y Federal de Pará, de Brasil, y de Florida, de Estados Unidos, y por las entidades Aliança da Terra y Environmental Defense Fund.

Fuente: El Telégrafo
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala