Actualizado hace: 1 hora 50 minutos
Manabí
Jóvenes dicen No al VIH-Sida

El mundo entero conmemoró ayer el día mundial contra el VIH-Sida con marchas, "apagones" de los principales monumentos y con alertas para frenar la propagación del mal.

Martes 01 Diciembre 2009 | 20:39

En Portoviejo, universitarios y colegiales realizaron un desfile desde la avenida Universitaria a la altura del colegio Portoviejo y culminó en la explanada del Municipio de la localidad.
Con música por parte de las bandas de guerra y el baile de las bastoneras  los jóvenes dijeron no a la enfermedad que afecta a la humanidad. También durante el recorrido se entregó condones y folletos en los que se informaba sobre el uso de esta protección.
Esta marcha fue organizada por la Área de Salud Uno y educación, en conjunto con la Salud y Orientación General de Ayuda (Soga).  
Melba Morales, epidemióloga  de la dirección de Salud, indicó que son varias las actividades que se han realizado a lo largo de la semana para concientizar a las personas sobre el mal.
Jonny Urdanico,  un ciudadano que observó el paso del pregón, manifestó que está muy bien que se realicen estas actividades en la ciudad. Según él, este tipo de manifestaciones ayudan para que las personas tomen conciencia sobre los problemas que puede traer esta enfermedad.
Personal del hospital de El Carmen impartió, en cambio, charlas en las escuelas de la localidad para informar a los niños sobre las normas básicas para prevenir un contagio de VIH.
En la escuela 3 de Julio se expusieron periódicos murales con temas alusivos.
Ecuador ha registrado en lo que va de este año 1.920 nuevos casos de contagio por el virus VIH, lo que supone un aumento significativo respecto al 2008.
Las desigualdades sociales y económicas, a las que se suma en algunos casos la falta de atención oficial, agudizan la pandemia del VIH/Sida en América Latina y el Caribe, según un informe de la Cruz Roja.
Además de los amplios contrastes como el de Haití, el país más afectado, y Chile, el que menos casos registra, el estudio resalta la baja incidencia de la enfermedad en Ecuador y en Argentina, así como los avances en Brasil, Colombia, y México, entre otros, recordó Francisco Moreno, director  de Salud de la Cruz Roja colombiana.
El informe, titulado "La desigualdad agudiza la pandemia de VIH: enfoque especial en la respuesta de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja en América Latina y El Caribe", urge a concentrarse en las personas con mayor riesgo.
En América Latina se registraron al menos 140.000 nuevas infecciones en 2007, según el cálculo mas reciente, con lo que la cifra de personas con VIH asciende a 1,7 millones de personas en la región.
En el mismo período fallecieron a causa de la enfermedad unas 63.000 personas, agrega el informe.
En el Caribe, el cálculo señala que en 2007 unas 230.000 personas vivían con el VIH, y de éstas alrededor de las tres cuartas partes son de República Dominicana y Haití.
En ese mismo año, en el Caribe se infectaron unas 20.000 personas y fallecieron 14.000, principalmente en Haití y en República Dominicana.
Yesid Estrada, director de prevención de VIH de la Cruz Roja Colombiana, destacó que la desigualdad social acrecienta la brecha en las condiciones de salud y entre quienes pueden costear servicios médicos y tienen acceso a la educación superior.
En declaraciones a Efe, Estrada señaló que la mayor incidencia de la pandemia se registra entre la población vulnerable y en minorías, como en el caso de Colombia, en donde gran parte de los afectados corresponde a personas desplazadas por el conflicto.
Esos pacientes sufren adicionalmente el estigma social y, en muchos casos, violencia, añadió.
El experto resaltó la contribución de las sociedades de la Cruz Roja en América Latina y en El Caribe, miembros de la llamada "alianza global de VIH", para la disminución de la pandemia y la reducción del estigma y la discriminación.
Los jóvenes, los trabajadores sexuales y sus clientes, los homosexuales, los transexuales, los presos, los drogadictos y las poblaciones móviles son consideradas por el estudio como las de mayor riesgo.
Según el informe, esos grupos son los que menos posibilidades tienen para acceder a las campañas de prevención y de sensibilización frente al problema.
Quienes viven en zonas remotas, entre ellas los indígenas, son también grupos vulnerables.
Las sociedades nacionales de la Cruz Roja en Guatemala, Ecuador y Colombia, principalmente, desarrollan programas específicos de prevención concebidos para incluir a esas poblaciones indígenas, destacó también el informe.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala