Actualizado hace: 2 horas 52 minutos
Nacionales
Correa afirma que en negociaciones con China, Ecuador se siente "maltratado"

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó hoy que en el desarrollo de las negociaciones que su Gobierno mantiene con el de China, para conseguir la financiación de la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, su país "algunas veces se siente maltratado".

Martes 01 Diciembre 2009 | 15:08

Ecuador negocia con China un crédito para financiar parte del proyecto hidroeléctrico Coca Codo Sinclair, que se convertiría en el más grande e importante del país, situado en la Amazonía ecuatoriana, pero, según afirmó Correa, "lamentablemente las negociaciones han sido muy duras".
"Algunas veces nos sentimos maltratados por China, ni el Fondo Monetario Internacional (FMI) nos trata así", señaló el mandatario en un encuentro con la prensa a su llegada a Ecuador, tras asistir en Estoril (Portugal) a la XIX Cumbre Iberoamericana.
Deseó que la negociación para el crédito "salga rápido" pero apuntó que si no se consigue, Ecuador "sabrá encontrar los fondos para financiar Coca Codo", lo que implicaría "cambiar la política hacia China, porque esa no es una política de amigos, tratarnos como nos están tratando", dijo.
Explicó que los representantes chinos pidieron en la negociación que Ecuador pusiera "el inventario de los activos" que da por el crédito "en garantía", que "el Banco Central ponga sus activos en garantía", lo que calificó como "barbaridades ya verdaderamente humillantes para el país".
Por ello pidió definir si ambos países "están trabajando como países amigos en mutua cooperación o entre rivales" para "tomar las decisiones pertinentes, porque esos fondos (se) los puede obtener de otra fuente cambiando la política internacional de Ecuador".
La construcción de la central hidroeléctrica es considerada la mayor obra de inversión en Ecuador y se prevé que necesita una inversión cercana a los 2.000 millones de dólares.
Hasta el momento, está definido que la empresa china Sinohydro se encargue de la construcción de la obra, que requerirá de una inversión de 1.979 millones de dólares, planeada en su financiación en un 15 por ciento con capital ecuatoriano y un 85 por ciento del Eximbank de China.
Además de esa negociación, ambos países también planean una alianza estratégica para explotar un yacimiento de crudo, en la que Ecuador aspiraría a una inversión china de unos mil millones de dólares.
Por otra parte, el pasado julio las petroleras estatales de ambos países firmaron un contrato de compraventa de crudo, con una duración de dos años y un pago anticipado de mil millones de dólares.
El contrato contempla la entrega mensual de seis cargamentos de 360.000 barriles de crudo ecuatoriano tipo Oriente (intermedio) y dos cargamentos de la misma cantidad de crudo Napo (pesado), en un periodo que amortizará el anticipo de los mil millones.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala