Actualizado hace: 3 horas 26 minutos
Nacionales
Literatura latinoamericana se acerca a la violencia con una mirada indirecta

Los escritores latinoamericanos conviven cotidianamente con la violencia pero su literatura se acerca al tema con "una mirada oblicua" o indirecta, afirmó hoy el autor costarricense Carlos Cortés, en un debate de la Feria del Libro de Quito.

Viernes 27 Noviembre 2009 | 11:41

Cortés aseguró que los niveles de violencia "extrema" de Centroamérica llevan a sus escritores "a una cierta imposibilidad" para narrar "el horror y el vacío más profundo".
Por ello, Cortés resaltó que la violencia es retratada por la literatura de la región con "una mirada oblicua", no directa, con la que se acerca "al horror por alusiones", con insinuaciones.
La reflexión surgió en el debate sobre "La violencia y la escritura", una de las actividades que se desarrollan en la Feria del Libro de Quito, en la que, hasta el próximo domingo, se darán cita alrededor de cien escritores nacionales y extranjeros.
El evento, titulado en su segunda edición La Feria de las Periferias, reúne unas 80 actividades literarias como conferencias, debates, presentación de libros y recitales poéticos, entre otras, además de música, video-arte y exposiciones.
Durante el debate, Cortés apuntó que las novelas que tienen de fondo una temática violenta intentan "reconstruir el sistema de la violencia", que es "institucional, con una gran relación con la política, la historia y con los grandes agujeros negros de Latinoamérica".
Pese a que aseguró que la literatura "no tiene el propósito de denunciar" las condiciones de violencia, consideró como una "responsabilidad del escritor" hacerla "palpable y conectar sus efectos" con los lectores.
Una opinión similar emitió Ramón Díaz Eterovic, el escritor chileno creador del detective Heredia y representante de la novela negra en ese país.
Eterovic consideró que la violencia en la región "se ha convertido en un horizonte de la vida cotidiana", ya sea en su manifestación "política, callejera, económica o intrafamiliar", lo que "a cualquier escritor no puede dejar de conmover".
Manifestó que en su país "son muy pocos los escritores" de mediana edad y mayores que "no hayan abordado la violencia política" en sus obras y afirmó que, como en su caso, la novela policial, es "un punto de vista válido para analizar esa violencia".
La "mirada oblicua" de Cortés sobre la violencia también se aplica a la literatura colombiana, según se desprendió de las palabras de Jorge Franco, escritor de ese país.
"Parecería lógico que un país tan violento (como Colombia) tuviera mucha literatura" que reflejase la violencia, "pero no es así", "no hay muchos libros representativos" de esa temática, señaló Franco, quien calificó de "contradictoria" esa realidad en el panorama literario de su país.
Precisó que en su país "casi ninguno" de los escritores actuales "está escribiendo sobre la violencia", tema que dejó en el terreno de "los noticieros" y los medios de comunicación.
Indicó que una de las posibles respuestas de esa actitud de los autores sea "la búsqueda de otras alternativas para distraerse de esa realidad tan fuerte".
También participó en la tertulia la escritora salvadoreña Claudia Hernández, quien prefirió hacer una intervención de tono literario en la que recordó la dura realidad de El Salvador con las maras o bandas juveniles.
Además, sostuvo que en su país la violencia está dentro de la literatura "como un elemento más", "no se renuncia a ella, se habla casi todo el tiempo de ella" sin importar el germen de donde provenga, dijo.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala