Actualizado hace: 2 horas 35 minutos
Portoviejo
Cuando la estrategia de la guerra se aplica para los negocios

Dice el adagio que "en la guerra y el amor todo se vale". Lo mismo podría decirse de los negocios.

Viernes 20 Noviembre 2009 | 19:47

La guerra no la gana quien tiene más armas sino quien tiene excelentes y puntuales  estrategias, mientras cuente con más información y con inteligencia militar, tendrá más posibilidades de ganar la guerra.
Así también sucede en los negocios. Mientras más información tenga de su competidor, más sabrá cómo mejorar. Deberá enterarse qué hace la competencia, cómo lo hace, cuándo lo hace, con quiénes lo hace, cómo lo podemos hacer mejor nosotros, etc.
Eso fue lo que detalló el colombiano Mauricio González, quien fue invitado, junto con seis expositores más, al Congreso Internacional “Gestión y Estrategia Empresarial” que organizaron la Facultad de Economía de la Universidad Técnica de  Manabí (UTM), la Corporación San Francisco y el Colegio de Ingenieros Comerciales de Manabí.
González, en su conferencia “Estrategias de guerra aplicada al marketing y ventas”, detalló que este tipo de marketing (mercadeo o mercadotecnia, en español) es aplicable a los pequeños negocios, donde el enemigo es la competencia y el objetivo principal es ganar clientes.
Detalló que las estrategias de marketing deben ser específicas, dirigidas y nunca generalizadas. Mientras más pequeño sea el target (segmento o parte del mercado), mucho mejor, se lograrán mejores resultados.
Agregó que las marcas, los logotipos y los slogans ayudan a que los clientes ubiquen perfectamente al producto o servicio. Hay figuras y colores que identifican plenamente a un producto o una ciudad. Así, por ejemplo al ver la torre Eiffel, se la relaciona con París y Francia; al tequila, el chile o los mariachis se los relaciona con México;  a  la cumbia con Colombia. Lo mismo se puede decir de las marcas.

Pasión en la
estrategia

Mauricio González dijo que para lograr la fidelización del cliente para las ventas hay que tomar las acciones con pasión, "y la pasión es la suma del amor más la acción".
El chileno Víctor Dinamarca  coincidió con este criterio y agregó que la imagen empresarial ayuda a la fidelización del cliente y que las estrategias deben canalizarse para que la marca se posicione en la mente de los consumidores y de los posibles clientes.
El experto chileno dijo que la administración estratégica es el punto de partida para definir los métodos y  contenidos de los programa de formación y capacitación.

Aprendizaje
“Es importante para los estudiantes universitarios que aprendan a que ser emprendedores; es lo que más beneficiará a su carrera y ya no que el objetivo sea buscar empleos para tener una remuneración  mensual”, afirmó.
“Es necesario definir las características que deberá reunir una persona que tendrá como función principal el promover la creación y el desarrollo de una organización empresarial. En otros términos, la propuesta se centra en una formación por competencias, como eje vertebrador, antes que en la definición de una cantidad de contenidos que supuestamente serían útiles para administrar una microempresa”, advirtió.
Es del criterio que la formación de emprendedores se orienta antes que el desarrollo de procesos productivos, a la creación de organizaciones empresariales, esto hace una diferencia sustantiva respecto a la orientación centrada en el autoempleo o en el productivismo. Se trata de privilegiar al funcionamiento de equipos de trabajo.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala